Mostrando entradas con la etiqueta reforma. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta reforma. Mostrar todas las entradas

miércoles, 16 de octubre de 2013

Las metáforas y las reformas

Últimamente, estamos asistiendo a la dulcificación de las decisiones que toma el Gobierno del Partido Popular a través de las metáforas aplicadas a cada una de las medidas que toma. Así, una de las últimas ha estado a cargo del Ministro Montoro, “los sueldos no bajan, suben moderadamente”. La metáfora consiste en usar una palabra o frase por otra.

Esta metodología tiene un objetivo muy claro y sencillo, que la sociedad española no perciba el ataque que se le está aplicando sobre los derechos adquiridos en decenas de años. Únicamente, cuando los tribunales superiores de Justicia son quienes actúan pueden paralizar las acciones llevadas a cabo por los distintos gobiernos del Partido Popular. El ejemplo lo tenemos en la Comunidad de Madrid, con la privatización de hospitales ya adjudicados para que su gestión la lleven determinadas empresas.
Las consecuencias pueden ser tan irreversibles y tiene tantos procesos judiciales abiertos que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, decide paralizar la privatización hasta que se aclare todo el proceso.

Reforma electoral

Es tanta la indignación social que se manifiesta en las encuestas de intención de voto, consecuencia del incumplimiento total del programa electoral con el que ganó Rajoy y sus barones en las Comunidades autónomas, que ante la posibilidad de perder el poder los estudiosos dedicados al reparto de votos electorales, llegan a la conclusión que, para que el PP siga en los distintos gobiernos, se debe reducir el número de diputados que componen los diversos parlamentos de las Comunidades.

La primera como no podía ser de otra manera y ante la clara perdida anunciada, ha sido la Presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal. Reforma el Estatuto y así, reduce de 49 a 35 los diputados en las Cortes regionales. Es evidente, que el argumento del ahorro no se sostiene, ya que los parlamentarios no cobran en esa Comunidad. Pero eso sí, la aplicación de la reducción, le garantiza poder continuar en el poder en 2015.

El ejemplo cunde dentro de sus compañeros/as presidentes/as y el modelo lo perfilan todos/as para su aplicación. Ante lo cual, y siendo un claro pucherazo electoral, la sociedad debemos reaccionar calculando el valor de nuestro para evitar “las malditas mayorías absolutas que tanto daño nos están haciendo”.

viernes, 9 de agosto de 2013

Desregulación total del trabajo

La patronal española no deja de sorprender a los trabajadores. No satisfechos con la Reforma Laboral del Partido Popular, ahora pretenden que el Gobierno de Mariano Rajoy, apruebe la desregulación total del mercado de trabajo.

Así, de una tacada, “la CEOE propone imponer a los trabajadores el paso de un contrato a tiempo completo a uno a tiempo parcial cuando existan causas económicas, técnicas, organizativas o de producción”.

Es decir, que ante una eventualidad empresarial sean los trabajadores de la empresa los que sientan reducido su salario y las condiciones de trabajo.
Además, La CEOE considera que la Reforma Laboral de Rajoy, debería haber sido más “ambiciosa” en cuanto a flexibilidad interna de las empresas.
En materia salarial, aboga por sueldos con complementos variables, haciendo depender un determinado porcentaje del salario de la situación y resultado de las empresas.

Y, los cabezas pensantes de los empresarios españoles argumentan que estas medidas que generarían tanta incertidumbre laboral sirven para salir de la crisis. Pero la realidad actual es que la producción industrial acentúa su caída en el mes de junio hasta el 4,6% la más baja en cinco años.
En la ciudad de Madrid, el transporte público por excelencia como es el “metro” en el mes de junio, el número de pasajeros descendió un 9% comparándolo con el mismo mes del año anterior.

Los números son contundentes, con esta política económica que el Gobierno de Mariano Rajoy está aplicando, la economía no se reactiva. La recesión económica que se ha instalado en España no permite consumir y por tanto, la producción empresarial se reduce, el paro crece, los transportes públicos caen en número de usuarios y esta bola crece y crece.

Después de todo lo que acontece viene la CEOE pidiendo desregular los contratos de trabajo para que la desconfianza se agudice. Es incomprensible la manera de arrimar el hombro que tienen los empresarios españoles.
La insaciabilidad económica que demuestran hace que el colofón de las propuestas acometa también al sistema de pensiones: Ellos, sugieren medidas para que el cálculo de la prestación de jubilación lo determine el total de la vida laboral. Sin olvidar la adecuación de las prestaciones de viudedad, que según ellos, no debería financiarse mediante las cotizaciones de empresarios y trabajadores.  

Conclusión, con todo lo que estamos viviendo con las entidades financieras, si ahora se suma la cúpula de los patronos españoles, la brecha entre la España rica y pobre, es insalvable.

domingo, 19 de febrero de 2012

No estuve solo

Con independencia de la guerra de cifras a las que ya estamos acostumbrados cada vez que se produce un acontecimiento de este tipo, puedo dar fe, que se han superado las previsiones más optimistas de los organizadores.

Se habla de medio millón, y los testimonios gráficos demuestran que la calle Alcalá en el tramo comprendido entre Cibeles y Sol, estaba completa en ambas direcciones.


Reconocer que todo no era alegría entre los participantes. Había una reflexión que nos hacía pensar: tantas miles de personas expresando nuestro desacuerdo con las medidas adoptadas por el Gobierno del Partido Popular y ese mismo Partido el 20-N, obtiene mayoría absoluta con los votos de los electores.
En esa línea, valoramos que cuando los cuatros millones de votantes dejan de tener confianza en el PSOE, es debido a la realidad imperante del número de parados y muy importante también, a que desde el Partido Popular se decía que ellos tenían la solución. Además, nunca se iba a desproteger a los trabajadores.

Así se escribe la historia. Hoy, cuando PP con su presidente Mariano Rajoy, tiene la mayor confianza electoral que nunca ha conseguido un Partido político, la sociedad estamos en la calle manifestándonos en contra de las medidas que su Gobierno adopta y que nunca había anunciado.

La clase trabajadora estamos en una encrucijada. Si no se consigue corregir parte del contenido de la Reforma en su tramitación parlamentaria, nos vemos abocados a soportar las decisiones de un Gobierno que con su mayoría hace lo contrario de lo que promete.

jueves, 16 de febrero de 2012

Yo voy ¿y tú?

El domingo la sociedad española estamos obligados a dejar testimonio en nuestras calles de que no aceptamos la “reforma laboral” que ha impuesto el Gobierno popular de Mariano Rajoy. La sociedad en general lo que necesitamos son medidas creadoras de empleo, no reglamentos que faciliten el despido de la clase trabajadora.



Ahora estamos conociendo del presidente Rajoy y de los ministros/as del ramo que la “reforma” en sí, no es creadora de empleo. Lo justifican como la base de partida. Pero, la realidad es que España está apunto de entrar en recesión. Es imposible por muchas facilidades que se les ofrezcan a los empresarios que estos pueden iniciar actividades si luego la producción no es consumida por el mercado. Los consumidores hemos perdido la confianza. A ello, hay que sumar la dificultad para financiar la actividad emprendedora.

Por tanto, nuestra presencia en la calle debe hacer recapacitar al Gobierno, para que el Ejecutivo dé marcha atrás en este modelo de “reforma laboral”. Estamos a tiempo, la Ley se tiene que tramitar en el Congreso de los Diputados.
Además, únicamente así el Partido Popular mantendría la coherencia de lo que decía en 2011, y que le sirvió de aval para obtener la confianza mayoritaria del electorado español.

jueves, 25 de agosto de 2011

No se aplica hasta 2018

Quede claro que el autor de esta anotación no es experto en artículos constitucionales. Pero ello, no impide que el trabajo realizado como activista en la red, me obligue a documentarme sobre la pretendida nota que hago pública.

La anunciada reforma de la Constitución española, destinada únicamente a la parte del límite del gasto público, ha creado un desconcierto que todavía nadie ha conseguido atemperar.
La sociedad en general teníamos entendido que abrir el melón constitucional no era tarea fácil, que se pudiera hacer de un día para otro. Y, ahora, con una llamada telefónica todo queda resuelto.

Es una pena que a estas alturas de la legislatura y con el horizonte trazado de las elecciones generales, el parlamento saliente tenga que aprobar una medida económica de tan amplio compromiso.
Además, los procedimientos que se utilizan parece que mutilan el papel de los diputados. La disciplina de partido impide que se alcance los porcentajes que facilitarían un Referéndum o consulta a los españoles que aprobamos las Carta Magna. Se necesita que lo solicite el 10% de los parlamentarios del Congreso (35 diputados) o el Senado (26 senadores).

Si cercenados se pueden sentir sus señorías, imaginemos como nos sentimos los ciudadanos y ciudadanas españoles, que dentro del proceso reformador no tenemos posibilidad o acción política para articular un “Reforma” profunda con "Referéndum" incluido que corrija determinadas leyes que en su día tenían su razón de ser, pero que más de 30 años han dejado obsoletas.

Desde el punto de vista de la militancia socialista, el debate que se está generando no es el mejor caldo de cultivo para motivarnos al trabajo que será necesario realizar, cuyo resultado, produzca la elección de Rubalcaba a la presidencia del Gobierno.

Mientras las personas progresistas tenemos esa sensación, la sociedad conservadora (mantener lo que se tiene) no han dudado un instante en decir SÍ. Esta rápida afirmación me hace recordar tantas y tantas negativas a otro tipo de acuerdos que no ha sido posible alcanzar.
Particularmente, hay uno que estoy convencido hubiera sentado las bases de un futuro educativo de gran beneficio para la sociedad. EL GRAN PACTO POR LA EDUCACIÓN ESPAÑOLA.

jueves, 29 de julio de 2010

Hay cosas más importantes

Ya sabemos que en enero de 2012, en Cataluña por decisión tomada en el Palament no se celebrarán corridas de toros. Este acuerdo no debe generar más polémica que aquella que afecta a los profesionales y empresarios de la Fiesta.

Por eso, la iniciativa que expresa el Partido Popular para convertir las corridas de toros en algo sin lo cual no se puede vivir lo considero una pasada que no tiene la mayor consideración social.
En estos momentos tenemos asuntos mucho más importantes que tratar para que nuestros representantes políticos hagan bandera con el asunto de los toros.

Como muestra quiero dejaros una inquietud que me persigue cada vez que se habla y trata sobre la normativa de la Reforma Laboral. No puedo entender que todo el debate sobre su contenido gire acerca de la facilidad que las empresas deben tener para despedir a los trabajadores. Tenía que ser todo lo contrario. Cualquier reforma que se acometa tiene que tener un único fin: CREACIÓN DE EMPLEO.

Hoy, quiero pediros un poco de vuestro tiempo, y que le dediquéis vuestra lectura a la reflexión que hace Josep Borrell, Presidente del Instituto Universitario Europeo de Florencia.
Europa necesita una alianza de los progresistas porque los problemas no tienen solución nacional.

viernes, 11 de junio de 2010

El paro, principal problema

Más de dos años de encuentros entre los agentes sociales y al final la Reforma Laboral se aprueba por decreto del Gobierno. Si a esto, le sumamos el número de parados, no debe extrañar que el desempleo se manifieste como principal problema en la encuesta del CIS.

Ahora bien, ha tenido que pasar todo este tiempo para poder contemplar por primera vez que la Reforma Laboral se elabora para:
Facilitar la creación de empleo con más flexibilidad en el mundo de la empresa; flexibilidad que apueste por la competitividad”.
Reforma equilibrada. Que garantice derechos de los trabajadores pero tenga en cuenta el resto de sectores del mercado laboral”.
Se introduce el término “creación de empleo” que es el objetivo que debe perseguir cualquier acuerdo laboral.

Pero el mensaje de la realidad impuesta hasta ahora, siempre ha sido el mismo: “facilitar el despido”. Así hasta la saciedad. Entonces no es de extrañar que se haya instalado en nuestro pensamiento el concepto de que, pase lo que pase y se llegue al acuerdo que sea, el resultado era despedir a la gente con mayor facilidad.

Esta idea es la que lleva a los encuestados a manifestar que el paro es el principal problema, seguido de la crisis económica, la vivienda y las pensiones. Todos ellos, problemas muy latentes en la sociedad española.
El decreto de Reforma Laboral, con la participación de todos los agentes implicados tiene que perseguir invertir la realidad actual.