viernes, 25 de abril de 2014

La soledad de Ignacio González

Una vez más la insólita propuesta que hace el presidente de la Comunidad de Madrid al ministerio de Educación, sorprende a toda persona que tenga un halo de luz en su cabeza. A los residentes en esta Comunidad ya nos tiene acostumbrados. No por ello, vamos a callar nuestra voz.

Pretender con la justificación de corregir el fracaso escolar, que cualquier licenciado universitario puede ejercer de profesor docente en Educación Infantil y Primaria, es como pretender que cualquier titulado pudiera diseñar los cimientos de un edificio.
Obviamente, cuando el Ministerio presenta los planes para los nuevos profesores no tiene en consideración tan “genial” idea y González se queda solo rodeado de sus allegados.

Ahora bien, desde que se hizo pública la sugerencia está implantado un debate en varios frentes que considero deberíamos tener en cuenta.
Como toda profesión que avanza irremediablemente adaptándose a los tiempos actuales, es obvio que los nuevos profesores deben tener conocimientos informáticos y dominar alguno o varios idiomas. Esto, de cara al futuro es incuestionable.

Pero, también es cierto que existe un plantilla de profesionales que por dejadez de las distintas autoridades educativas se encuentra en una situación quizás alejados en su preparación de los nuevos planes formativos.

Ante esta realidad, es comprensible la posición que toman los sindicatos que representan al colectivo de profesores. El nuevo proyecto exige que de manera regular y continua el profesorado actual deba estar recibiendo formación paulatina que les ayude a poder estar a la altura de los nuevos tiempos docentes.

Por ello, es muy importante que desde el Ministerio y Consejerías de Educación se programe un plan de acción formativo dentro del horario lectivo y que se cree un modelo de sustitución en las aulas para poder conseguir que todos reciban la formación que pueda hacer, que el nivel docente que se pretende implantar se consolide definitivamente.

Al final, un profesorado con más conocimientos adaptados a los tiempos que demanda la sociedad, redundará en beneficio de los que reciben la enseñanza, los alumnos.

No hay comentarios: