viernes, 22 de agosto de 2014

Lo que puede ser y no será

Ante el comienzo del curso político nos encontramos en la disyuntiva que presenta el Partido Popular con una serie de medidas que llama `regeneración democrática´ y dónde la alarma se ha encendido con la pretendida `reforma de la ley electoral´.

Nunca una iniciativa política ha sumado más posiciones en contra. Para no enrocarnos en su contenido la esencia es que el PP, pretende que los ayuntamientos estén gobernados por la lista más votada. Eliminando de un plumazo y por ley la posibilidad de constituir alianzas del resto de grupos que sumando sus votos recibidos son mayoría absoluta.

Que la ley actual merece una reforma nadie lo cuestiona. Lo que ocurre es que lo planteado por los populares no soluciona la sustancia que genera un injusto reparto del voto.

Por ello, la iniciativa que plantea el PSOE presentando mociones en todos los ayuntamientos de España, puede suponer un manifiesto claro y legal, del rechazo municipal que los plenos pueden aprobar para dejar claro su desacuerdo con la pretendida manera de conseguir el Gobierno del municipio.

Así, nos encontramos que con independencia de las razones y motivos que el resto grupos presentaran en el debate que se avecina, sí podrán sumarse a la iniciativa que ya tiene preparada el Partido Socialista.

Ha llegado el momento de olvidarnos de qué fue primero `el huevo o la gallina´. Y, lo importante en política es realizar aquellas acciones que impidan una `mutilación democrática´.

Si a pesar de todas las proposiciones alternativas, la mayoría absoluta del PP, se mantuviera en llevar a cabo la `cercenación´ de los votos asignados, antes de mayo de 2015, se tenían que configurar las alianzas necesarias que compitieran para conseguir la votación mayoritaria.

Hay que poner fin a políticas que la mayoría absoluta del Partido Popular le permite poner en práctica sin solución posible de corregir. Sirva de ejemplo esta determinación que el Gobierno del PP en Comunidad de Madrid tiene ya dispuesta:

Las familias pagan el70% de lo que cuesta la gestión privada de guarderías públicas en Madrid.

1 comentario:

ANTONIO LOPEZ MEGIA dijo...

Con su flamante mayoría absoluta estan haciendo diabluras,con tal de mantener el poder a toda costa, y una de esas diabluras es el pucherazo en solitario del sistema electoral, autentico golpe de estado antidemocrático, con reminiscencias totalitarias.Estan provocando a las ideologias y pensamientos marginados para la reedición del frente popular que tanta connotación negativa arrastra por lo que supuso de enfrentamiento, aunque sería una opción igualmente legitima y más democrática que lo que está en la mente de estos aprendices de gobernantes impermeables a las soluciones pactadas, como corresponde en política moderna.
Si contasen con unos asesores minimamente avispados, se habrian dado cuenta que con la irrupción de PODEMOS (Estos chicos que me caen muy bien)no necesitarian llevar a cabo ningun pucherazo para obtener la ansiada permanencia en el poder en las próximas elecciones. Así estan las cosas, desgraciadamente por el desbarajuste de la izquierda que esta a otro rollo.