domingo, 15 de septiembre de 2013

No nos queda otra salida que actuar

Cuando se conocen detalles diarios de nuestros dirigentes políticos, la apatía poco a poco se va instalando en el pensamiento y hace que te plantees si merece la pena mantener activo este espacio de reflexión. Hasta que llegas a una conclusión, necesitas unos días.

Mientras, la información y el debate continúan. Dejando a un lado el problema enquistado de la independencia de Cataluña, cuyas consecuencias todavía tiene que generar grandes ríos de tinta y palabras, si conviene recordar que el Gobierno de España que preside Mariano Rajoy, (PP) años atrás ha estado recogiendo firmas contra el Estatuto aprobado y, además lo tiene recurrido ante el Tribunal Constitucional. Durante ese tiempo el independentismo ha ido calando en la sociedad catalana como la lluvia fina en el campo.

Otro de los asuntos ha sido el estrepitoso fracaso de la candidatura Olímpica Madrid 2020. La sociedad que fue manipulada generándose unas expectativa que hace que se monten espectáculos para celebrar el casi seguro triunfo, ahora pedimos conocer cuánto nos ha costado y sale a relucir que hay una total opacidad en la cuentas de los tres intentos que Madrid ha impulsado (dinero público y patrocinadores privados).

Gracias al trabajo realizado por los medios de comunicación sabemos el importe aproximado del coste de la pretendida organización 30.000.000 millones de euros. ¿Cuánto costó la fiesta Olímpica?
Asimismo, otro medio nos facilita la relación total de personas que acudieron invitadas al evento de Buenos Aires. La delegación olímpica de Madrid 2020 ascendió 328 personas, más otras 30 que acompañaron de manera especial a Mariano Rajoy. Las 328 personas que viajaron a Argentina.

Al mismo tiempo, conocemos que la ciudad de Madrid, aglutina la privatización del servicio de limpieza en una sola empresa y ésta, despide a 79 trabajadores. También que las escuelas de música tras sufrir un brutal recorte y aumento de las tasas, los estudiantes abandonan las clases ya que, sus familias no pueden asumir el coste.

Estas realidades junto a otras que vivimos cada día, es lo que hace que nos preguntemos ¿hacia dónde vamos?

Pero al mismo tiempo que recibes la anterior información que te produce desánimo, igualmente conoces que cuando alguna persona que ejerce la actividad pública ofrece una conferencia en la ciudad de Valladolid y que el aforo del local se queda pequeño, y que además, se llena de jóvenes, se despierta la esperanza y decides presentar lo expuesto por Alberto Garzón.
Estimado lector, si has llegado hasta este punto, sólo te pido un pequeño esfuerzo y analiza lo siguiente: ¡Existen alternativas a este capitalismo!

No hay comentarios: