miércoles, 13 de agosto de 2014

La reforma electoral para mayo

Aunque los cabezas de cartel están disfrutando de unos días de asueto, los subalternos siguen haciendo su trabajo de cara al próximo mes de septiembre.

Así, valoramos que el Gobierno que preside Mariano Rajoy, está pendiente de aprobar en el Consejo de Ministros varios proyectos de ley para su posterior debate en el Congreso. El tema estrella que el Partido Popular deberá pactar con los demás grupos políticos son `las medidas de regeneración democrática´.

Llegado el tiempo iremos conociendo detalles del compendio de su contenido. En lo que sí parece que están trabajando sin demora es en la reforma de la ley que permita promover la elección directa de los alcaldes. Recordemos que las elecciones son en mayo de 2015.

A pesar de que el principal partido de la oposición PSOE, haya manifestado su negativa a la entrada en vigor para las próximas elecciones, el PP y sus cálculos matemáticos insisten en que si los demás grupos aceptan su contenido la ley podría estar preparada para diciembre.

En esencia la ley introduce el concepto de que la candidatura que obtenga la mayoría simple y que haya superado el 40% de los votos válidos emitidos y supere al menos en cinco puntos porcentuales a la siguiente candidatura, se le asigna automáticamente la mitad más uno de los concejales del Ayuntamiento.
También, buscando suavizar la oposición advierten que si no se consiguiera ese porcentaje por ningún grupo, se puede utilizar el procedimiento actual de pactos para alcanzar la mayoría.

Conocida la enjundia de la reforma sólo nos falta analizar los porcentajes de voto obtenido en las pasadas elecciones en cada uno de los municipios para hacernos una idea de cómo podría ser el resultado en mayo.

Estoy convencido que serán muchos los ayuntamientos que se verán afectados. Entre los más conocidos y en riesgo de pérdida de la alcaldía están los de Madrid y Valencia, hoy gobernados por el Partido Popular. Si los electores le confiaran su voto hasta el porcentaje del 40% podrían mantener su mayoría absoluta.

Con lo cual, el resto de opciones situadas en la órbita de la izquierda, tendrían que trabajar para que dicho porcentaje no fuera a parar al Partido Popular

No hay comentarios: