jueves, 10 de mayo de 2012

Ya tenemos banca pública

Para los que somos legos en la doctrina económica, esta crisis nos está obligando a conocer con detalle los conceptos que se barajan en la jerga de la economía. Recientemente, he aprendido las diferencias que existen entre: Rescate, Intervención y Nacionalización.

Esto último, es lo que parece será el final de BanKia. Después del proceso de la compra de bonos convertidos en acciones, el Estado será el mayor accionista y por tanto, en España nacerá la primera banca pública.
Es cierto que el sistema empleado nos va a costar a cada familia la nada desdeñable cantidad de 100 €uros. Pero, no hay mal que por bien no venga. A partir del reflotamiento con el dinero público de todos los españoles, tendremos una entidad financiera importante para impulsar la economía y reactivar el mercado prestatario, cosa que ahora no existe. Además pública.

Alguien puede pensar que ya hubo otras intervenciones del Gobierno en entidades financieras y después del hecho, cuando se consideraban saneadas las vendían a otras que las compraban sin riesgo de quiebra. Este proceder no puede ser utilizado con BanKia. España carece de un banco público que marque la hoja de ruta de la inversión en el mercado. Los españoles necesitamos salir de la recesión que vivimos y por ello, nos sacrificamos para conseguir que BanKia con todo su potencial económico se ponga al servicio de la sociedad.

Este tiene ser el banderín de enganche que debe utilizar el Partido Socialista Obrero Español, estamos obligados a prestar nuestro apoyo  para que la operación salvadora culmine con éxito. Pero las condiciones de la defensa llevarán implícito la concreción de Banco Público. Otra formula en las actuales circunstancias económicas y mirando al futuro no se puede aceptar.

Por otro lado, decir que desde 1976 la entonces Caja Madrid, ha sido la entidad con la que siempre he operado y nunca he tenido problemas. Incluso hoy, al reintegrar la cantidad necesaria no ha existido objeción alguna. Sí, he notado seriedad en los trabajadores cuyas relaciones personales al ser referentes en una población de 8.000 habitantes el trato personal les pone en una situación difícil por la preocupación de los depositantes.

Para eliminar la alarma social, el Gobierno del Sr. Rajoy, está obligado a explicar de manera entendible para todos, que el problema de solvencia económica está garantizado. Y, que el Estado español tiene Banco propio.

2 comentarios:

un indignado dijo...

Antonio, el problema es la naturaleza misma de la banca y eso es lo que tenemos que cuestionar. Tenemos que pedir una banca pública, pero eso no es bankia y una banca ética, cosa que tu artículo no refleja. No basta con tener un plan de salvación, el problema es el modelo que se está construyendo y en eso el Psoe es partícipe del modelo. Porque no cuestiona su raíz y ve en la banca el pilar sobre el que se asientan las reformas. Este es el problema de la socialdemocracia que su lógica económica es la del mercado y la crisis lo ha puesto de manifiesto de ahí su derrumbe, para eso están los pata negra del mercado que saben más: los neocom y toda sus huestes. Cambio, cambio y cambio, izquierda y más izquierda.

Anónimo dijo...

¡ASÍ NOS CRECE EL PELO!
*
Este País estercolero
Conglomerado de Bankia
Refugio de antropofagia
Al estilo merendero.
Salir del atolladero
Nos va a costar un huevo
Con indignación sublevo
Como humilde ciudadano
En este país diocesano
Donde el embuste es el cebo.
*
EL PONTON DE LA OLIVA