jueves, 10 de febrero de 2011

Cosas de mi ciudad

En el día que tanto estamos hablando del aire contaminado que tenemos que respirar en las grandes ciudades, me siento obligado a relatar la situación que no remediamos en la ciudad de Getafe. Más concretamente en el barrio de Perales del Río.

El Gobierno Municipal nos permite a los ciudadanos y ciudadanas de Getafe, que utilizando la partida económica destinada a los Presupuestos Participativos, podamos definir qué tipo de obra o instalación, entendemos de utilidad pública. Así, en 2008, la Asamblea Vecinal determinamos que se debía crear una zona infantil. Además, elegimos el lugar de la instalación. Es decir, en esta pradera frondosa entre las calles Dolores Valle y Monte Perdido.
Si nos olvidamos del retraso ejecutor, lo realmente indignante es que no se nos escuche cuando advertimos que la instalación de los juegos infantiles no se está llevando a cabo en el lugar elegido. Se decide, no sabemos por quién, que se haga en este esquinazo de la calle Monte Perdido, pegado a la rotonda de entrada a Perales.

Rápidamente, las madres, cuando aprecian la obra nos informan a las personas que nos referencian como militantes del PSOE, de la incongruencia de la instalación. Nos aseguran que ni ellas, ni sus hijos van a respirar el humo de los tubos de escape de los vehículos y autobuses que lindan con el espacio vallado de los juegos.

Automáticamente, Manuel Bengala y yo, llamamos al responsable municipal Coordinador de la obra y le advertimos del error. Nos responde: “lo voy a mirar”. Debió hacerlo hacía otro lado, ya que, cuando llamamos sólo estaban hechos los agujeros y hoy, ya tenemos instalados parte de los juegos y vallas.

Dado los especiales momentos políticos que estamos viviendo en Getafe, he querido dar a conocer el hecho para que, si las cosas no resultan positivas para el Partido Socialista, no valga poner el ventilador y todos recibir el mismo aire. Si tenemos un problema de entendimiento debemos detectar si la contrariedad está en la emisión o en la recepción del mensaje.

Muy importante: Después del relato aquí expuesto, se decide desmotar los juegos y trasladarlos a su ubicación original elegida en la Asamblea Vecinal.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

oye pulido...
¿el responsable ese de obras es de trini o de tomas?

Antonio Pulido Ruiz dijo...

No amigo, no va por ahí el tema. Se trata de coherencia en la gestión y repeto a las decisiones tomadas y plasmadas en los documentos.
Por eso, no he querido poner el nombre de la persona.

Teresa dijo...

Hola Antonio
Creo que lo correcto hubiera sido serio ver un plano del barrio de Perales del Rio, localizar sus espacios públicos y ver como estructuran el barrio de forma que ayudara a elegir la localización, de esa área infantil. Explicar a los habitantes del barrio el porque de esa localización, escuchando otras opciones. Luego realizar un pequeño proyecto y posteriormente ejecutarlo tal cual. El problema es que las empresas que diseñan áreas infantiles venden el PAC completo a los municipios que las instala como quien instala una papelera, es mas incluso a veces se encuentran áreas infantiles al borde de una gran arteria de acceso a la ciudad, bajo postes de media tensión, en zonas sombrías mirando a norte etc.

Antonio Pulido Ruiz dijo...

Gracias Teresa. Es un honor tener una opinión docta como la tuya. Somos muchas las personas que pensamos que lo indicado debería ser el protocolo a seguir.

Un abrazo.