viernes, 17 de agosto de 2007

Nos tiene que gustar

A veces, independientemente de las campañas orquestadas que se diseñan contra alguna de las leyes aprobadas por el Gobierno, que preside José Luis Rodríguez Zapatero, se escucha la voz experimentada que valora lo positivo y acertado de lo promulgado.

Es el caso del prelado, Joan Godayol, que después de 14 años como Obispo y 45 años como misionero salesiano en Perú, hoy reside en la comunidad salesiana del Templo del Tibidabo, y en una entrevista concedida al Diari de Girona, afirmó que: “La Educación para la Ciudadanía del PSOE es una asignatura fantástica”. En esta asignatura, prosiguió el obispo emérito, “se enseña convivencia, urbanidad, respeto por el otro…”
Ahora bien, tener una mente con apertura de miras ha debido ser el motivo por el cual, a Juan Godayol Colom, se le indica que pidiera la dispensa del ejercicio del su episcopado en Ayaviri por "motivos de salud".
Lamento que la Comunidad cristiana de Perú, haya perdido a esta persona, pero dado que en España, la Iglesia no anda sobrada de pensadores aperturistas me congratulo de tenerle entre nosotros.

Porque la esencia de la mencionada asignatura no es otra, que la formación en valores humanos de convivencia. Esto, es tan así, que no entiendo que se pretenda decir otra cosa. En un Estado de derecho consolidado como el español, no tiene sentido que se trate de montar algarabía con este tipo de asuntos cuando la libertad individual de creencia religiosa y política es un derecho que ejercemos diariamente. Y hago esta reflexión debido a una noticia que ha pasado sin grandes titulares y que refleja que en España la divulgación del pensamiento político se ejerce, se impulsa y se subvenciona desde las propias instancias del Estado.

La noticia

La Secretaría de Estado de Cooperación Internacional, concede subvenciones para fundaciones y asociaciones dependientes de los partidos políticos con representación parlamentaria de ámbito estatal, para la promoción de actividades de formación, consolidación y difusión del sistema democrático.
Resuelve conceder las siguientes subvenciones:

FAES (Fundación para el análisis y los estudios sociales) (PP)
Total subvenciones a FAES . . . . . . . . . . . . . . . . . 884.550,00 €uros.

Fundación Pablo Iglesias (PSOE)
Total subvención Fundación Pablo Iglesias . . . . . . . . . 625.640,00 €uros.

Es decir, independientemente del color político que tenga el proyecto, cuando cumple con los objetivos y principios de “formación, consolidación y difusión del sistema democrático” recibe los apoyos económicos que lo hacen viable.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Antonio:
Faes recibe menos que el conjunto de Asociaciones o llamalo como quieras afines al peose. Asi que no se esfuerce. En el tema de educacion para la ciudadania el tema es que entre otras cuestiones la educacion española esta a la cola de Europa, ¿tiene usted hijos?.
Lo que me sorprende de usted es su falta de analisis ,su blog es un ejemplo del aparato propangandistico de una izquierda senil. Aunque en cuestion de gustos nada esta escrito.
Un saludo cordial.

Antonio Pulido dijo...

Apreciado anónimo, yo diría que FAES acapara todo el espectro del pensamiento conservador y ultraderecha que existe en España. Ello, impide que haya otras Fundaciones afines.
Lo que pretendo defender es la libertad que disfrutamos y que desde todas las ideologías se pueden difundir los mensajes políticos. Y aquí, es donde no entiendo la oposición de una parte del mundo de la derecha a que se pueda educar en los valores humanos de convivencia.
Es verdad que la educación y la enseñanza no debería ser asunto controvertido, que debería haber un pacto de Estado para que no se modificara en función del Gobierno de turno.
Con esta reflexión te demuestro que no soy un fanático progresista "senil".

Félix dijo...

¿ Qué de malo tienen las personas libres ?.
Convivencia, educación, solidaridad, humanidad, etc. ¿ Son atributos de la derecha ?.
Me apena que se dude de la posibilidad de que los hombres y mujeres de la izquierda pudieran tenerlos.
Mal ejemplo está dando aquella persona que ponga en duda esta capacidad.
Ya y más directamente al anonimo comunicante decirle que empezar tuteando y terminar llamando de usted e insultando a una persona, aunque tenga un punto de mira discordante, no demuestra sino la incapacidad de comunicación y la falta de aceptación hacia sus semejantes; HOMBRES y MUJERES.
Saludos.

Mariluz dijo...

Me sumo a la opinión de Félix. Cuando se descalifica al que discrepa, es producto de falta de argumentos convincentes. Tenemos que defender los valores que se enseñan en la asignatura "Educación para la Ciudadanía". No podemos aceptar la campaña que se avecina, pretendiendo mezclar la practica religiosa con los valores humanos.