lunes, 19 de septiembre de 2016

Confusión mucha confusión

El pragmatismo es un buen aliado en el mundo de la política. Máxime, cuando la sociedad expresa democráticamente su opinión y los resultados son los que ya nos han llevado a dos elecciones y si no son capaces nuestros representantes de alcanzar un acuerdo, iremos a unas terceras.

Si tuviéramos que vernos abocados a esa tercera consulta, hoy, un medio de reconocido prestigio anuncia que el resultado final sería algo parecido a la actual composición parlamentaria. Con un dato muy destacado: “el crecimiento de la abstención”. Si en junio votamos el 69,8% del electorado, en el mes de diciembre próximo solo lo haría el 60,4%.

Es decir, el cansancio, la confusión y el desánimo se han instalado en el electorado. Llegados a este punto, y visto los resultados de las dos consultas donde la variación en porcentaje cambia poco y cuando lo hace beneficia al Partido Popular por la fidelidad de sus votantes, qué tendrá que ocurrir para que en el resto de grupos políticos se practique el `pragmatismo´.

El estudio de la encuesta que hoy publica el Observatorio, nos ofrece variadas formulas, combinaciones y preferencias para poder formar Gobierno. Obviamente, si se mantiene la actual actitud de los partidos políticos de unos y otros con respecto a sus adversarios compañeros de parlamento, por muchas combinaciones que los analistas ofrezcan, será un predicamento en el desierto.  

La encrucijada es muy seria. Además, en la encuesta, solo declara querer ir de nuevo a las urnas un 10,6% de los encuestados. Entonces, con esta abrumadora mayoría social que pide formar Gobierno, a quiénes escuchan nuestros representantes elegidos.

No hay comentarios: