viernes, 30 de septiembre de 2016

Abierto en canal

A estas alturas la complicadísima situación política que se está viviendo en el seno del PSOE, me produce mucha preocupación. Unos y otros para justificar las razones de su posicionamiento están dejando al descubierto momentos que se han vivido en la historia interna del partido.

Estos relatos históricos para los que hemos seguido y participado de algunos de ellos, son ampliamente conocidos, pero para la opinión pública en general, sorprende que el funcionamiento interno de un partido político tenga estos procederes.

Concretamente, en la federación madrileña todos recordamos la situación que se vivió en la Asamblea de Madrid cuando hubo que gestionar la situación creada con el popularmente conocido `Tamayazo´.  El golpe traidor que dieron los tránsfugas socialistas impidió que Rafael Simancas, fuera elegido presidente de la Comunidad de Madrid. Desde esa fecha, año 2003, gobierna el Partido Popular en la Comunidad madrileña.

La investigación que se llevó a cabo para tratar de averiguar los motivos de lo sucedido, solo pudo intuir sospechas que indujeron a la traición. Sin embargo, lo que dejo al descubierto durante las sesiones que se celebraron fue la disección interna del funcionamiento del Partido Socialista madrileño.
Consecuencia de todo lo que se pudo valorar, hizo que la sociedad madrileña cuando se repiten las elecciones otorgara la mayoría absoluta al PP.

Pues bien, por causas muy distintas y salvando las distancias, reconozco que se corre el riesgo para justificar la posición que se toma para solucionar el problema de la dirección socialista Federal, que de nuevo se desnude los procesos internos que se llevan en los partidos políticos. Es imprevisible la reacción que determinados datos causan en la sociedad civil ajena a la organización.

Por ello, llegados a la situación que se está viviendo dentro del PSOE, conviene ser muy cautos con lo que se dice y cómo se dice. Desde mi punto de vista y compromiso político, quiero dejar muy claro, que no voy a participar en ningún proceso congresual que no me garantice que el resultado del Congreso no es un cierre en falso del momento político generado. 

2 comentarios:

ANTONIO LOPEZ MEGIA dijo...

!Una malisima situación, si señor!, en la que cuesta pronunciarse. Yo creo que el compañero Pedro Sanchez lleva razón pero el llevar razón a veces es una condición necesaria pero no suficiente para ser aplaudida. En esta coyuntura es muy conveniente dar la voz a la miltancia, para que además de llorar amargamente por la triste situación en que se encuentra el partido pueda emitir su opinión y decidir sobre la salida que menos herida produzca. Para quitar de enmedio a un dirigente, hay métodos más democráticos e inteligentes y menos escandalosos y marrulleros de los que se estan utilizando en estos momentos.Recomiendo un profundo respeto en los pronunciamientos sobre las posiciones encontradas y enconadas ya que en esta batalla participa el capital político más importante que tiene el partido y al que habría que salvar a todo costa, eso si, con una escrupulosa práctica democrática.

Antonio Pulido Ruiz dijo...

Como siempre muy acertada la reflexión que haces. La información que está circulando indica que la militancia no tendremos voto en el nuevo proceso.