viernes, 13 de mayo de 2016

A la cabeza de Europa

Cada hora que pasa y vamos conociendo más noticias sobre la catástrofe medio ambiental de Seseña, pueblo de Toledo que limita con la Comunidad de Madrid, no podemos comprender que las distintas administraciones públicas, hayan podido permitir que tal acumulación de neumáticos se hiciera durante más de catorce años.

Tales son las montañas almacenadas, que hoy sabemos que España contiene el mayor vertedero de neumáticos de Europa.
Es indignante valorar el contenido de su historia y comprobar que a pesar de las denuncias y multas a la empresa propietaria, se seguía concentrando más y más.

Ahora, que de nuevo vamos a escuchar las bondades de las propuestas que nos van hacer los partidos políticos y los compromisos que dicen asumir si consiguen gobernar, es obligado recordar la historia de este vertedero.

En esta ocasión, con independencia del resultado final de la investigación que dará lugar, durante el tiempo transcurrido vigente, han sido diversos los gobiernos con ideologías distintas los que han mirado para otro lado mientras las montañas de ruedas aumentaban.

Tanto en la Comunidad de Castilla-La Mancha, Ayuntamiento y Gobierno Central, el Partido Socialista y Partido Popular, han tenido responsabilidad para impedir que este desastre anunciado se produjera. No dudo que la lentitud de la Justicia para resolver las denuncias y hacerlas efectivas, también ha propiciado la catástrofe. Esto, sin entrar en el análisis de cómo a menos de 400 metros están las primeras viviendas de la macro urbanización que ha tenido que ser desalojada y que en su día obtuvieron licencia para construirlas.

Este desastre que hoy vivimos va a generar muchas noticias de los procedimientos que habrían podido evitar el desenlace. Además, tendremos que conocer por qué precisamente ahora sale ardiendo cuando se estaba en fase de desmantelamiento después del acuerdo alcanzado entre los gobiernos de las Comunidades de Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid y Gobierno de España.

Mientras tanto, son miles las personas afectadas quienes pagaran las consecuencias.

No hay comentarios: