lunes, 26 de octubre de 2015

Los ataques a Manuela Carmena

Este pasado fin de semana en la ciudad de Alcorcón de la Comunidad de Madrid, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha recibido los ataques directos de Aguirre, Cifuentes y Casado.

Los que andamos metidos en esto y observamos los acontecimientos que suceden, no damos crédito a la virulencia y el acecho que los populares madrileños tienen puesto sobre la alcaldesa de Madrid.

En la Comunidad y en la ciudad de Madrid, donde las mayorías absolutas se sucedían legislatura tras legislatura, los populares las tenían consideradas sus feudos particulares. Más de una veintena de años son muchos y permiten tejer un entramado político que nadie imaginaba que algún día podía tener fin.

Y, mire usted por donde, una alianza de varios grupos políticos con una cabeza visible al frente, Manuela Carmena, con el apoyo del Grupo Socialista, fulmina todo el armazón que tenía montado el Partido Popular.

Además, sin ruido estrepitoso y trabajo constante, la alcaldesa de Madrid, empieza hacer una pedagogía política diferente y se valora que produce empatía con la ciudadanía.
Madrid, capital del reino, no es una ciudad cualquiera, en ella se miran para bien o para mal muchos dirigentes políticos. Por ello, la gran preocupación que tiene Aguirre y Cifuentes, es apreciar que se puede hacer otras políticas alejadas de sus postulados ideológicos.

En algo más de cien días, el Gobierno de Madrid está sentando las bases para corregir muchas de las anomalías que habían implantado los populares. Sirva de ejemplo el caso de la limpieza, donde se ha conseguido hablando con los responsables que se vuelvan a reincorporar 500 trabajadores que habían sido despedidos. O el caso de los desahucios, donde en la situación extremada de desalojo el Ayuntamiento con sus medios no permite que las familias se queden en la calle.

Los ejemplos anteriores ilustran las políticas diferentes que anuncian que se avecina un cambio a nivel nacional el 20D. Vista la realidad mucho tendrán que pedir los dirigentes populares que se elija la bola azul, no confundir con la naranja, que puede llevar a la roja y finalmente a la negra.

No hay comentarios: