martes, 6 de octubre de 2015

La otra familia madrileña

Mucho se está hablando de los centenares de militantes socialistas del PSOE-M, que se dieron cita el pasado domingo en el Centro Cultural, Antonio Machado de Madrid. La foto da testimonio de la concurrencia de la convocatoria.


Vaya por delante que el mensaje final de las distintas personas que intervinieron, era lograr con el trabajo de todos, que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el próximo 20 de diciembre se convierta con el apoyo de los electores en presidente del Gobierno de España.

Ahora bien, en Madrid, aunque los organizadores del acto afirmarán su voluntad de trabajar y pidieran a los asistentes que así lo hagan en sus distintas agrupaciones, repito que en el antiguo PSM, han pasado cosas que suponen un lastre para motivar una acción conjunta de toda la militancia.

Cuando la dirección Federal decide dar un golpe de timón y suspende a la dirección del PSM, alguien ha debido calcular mal las consecuencias que ello, hecho de la manera que se hizo, podían tener de cara al futuro.

La nueva dirección del PSOE-M, con la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, al frente de la secretaria general, tiene por delante una difícil tarea para lograr que efectivamente los cientos de militantes socialistas que no comprendimos la forma de hacer, estemos dando vueltas a nuestro pensamiento buscando la forma de contribuir al éxito socialista y al mismo tiempo sumar en el proyecto a esa gran familia que hoy se siente desahuciada.

En estos momentos, cuando se está perfilando la confección de las listas al Congreso de los diputados y los medios de comunicación se hacen eco de ello, el escuchar con aseveración que la lista de Madrid que acompaña a Pedro Sánchez se ha confeccionado desde la calle Ferraz, a los casi 15.000 militantes socialistas nos produce desazón política. Máxime, cuando los propios medios que lo afirman, cuando se refieren a la militancia andaluza sólo admiten que el Sr. Sánchez, ha recomendado algún nombre que no ha sido escuchado.

Esto, y mucho más que estoy seguro que sucede en el PSOE-M, es lo que hace que de cara al próximo Congreso Ordinario de 2016, las interrogantes sobre el futuro de los socialistas madrileños estén más abiertas que nunca.

1 comentario:

ANTONIO LOPEZ MEGIA dijo...

Es mas que evidente que no nos faltan razones para la preocupación a los socialistas madrileños. como bien se refleja en la mencionada asamblea, existe una proclamación de paz sostenida y remansada hasta las próximas elecciones generales, de colaboración verbal y adhesión incondicional al objetivo de aupar a Pedro Sanchez a la Moncloa, pero tambien es más que probable que una vez pasadas las elecciones se vuelvan a desatar las históricas ostialidades del madridismo socialista. Una pena no dar con lideres políticos de talla capaces de hacer política sin romper los jarrones.