miércoles, 8 de julio de 2015

No hay voluntad política

Para solucionar el problema que tiene Grecia. El pueblo griego que durante décadas ha estado gobernado por la alternancia de gobiernos de derecha e izquierda, ha visto como paulatinamente se ha ido empobreciendo hasta la situación que vive hoy.

La falta de soluciones que ninguno de los gobiernos anteriores aplicaban para corregir el debilitamiento económico, genera que un tercer partido, haciendo un diagnóstico certero de la situación que se vive y prometiendo medidas correctoras que ayuden a la solución, obtenga la confianza del electorado y le permite gobernar en la actualidad.

Es cuando tiene que aplicar las medidas prometidas, cuando encuentra resistencia en sus socios europeos que exigen continuar con las políticas austeras que han propiciado una paralización de la actividad económica y por tanto, impide la creación de riqueza que pueda facilitar el pago de la deuda acumulada.
Deuda, que hoy conocemos que España y el resto de estados europeos también tienen. En el caso de España, este año tiene que hacer frente al pago de miles de millones de euros que no puede pagar y que tendrá que refinanciar en los mercados.

Esto último, es lo que no se le permite a Grecia debido al grado de endeudamiento que tiene. Pero si los gobiernos europeos no toman conciencia seria de la realidad, estamos aproximándonos a una situación desconocida en Europa.

Por ello, me preocupan mucho las declaraciones exabruptas, que hacen algunos presidentes de los estados europeos con respecto a las peticiones que hace el Gobierno griego.
En España tenemos muestra de ello con Rajoy, Montoro y Casado. Éste último, incluso lo refuerza diciendo “que en Grecia están saqueando los establecimientos”. Cosa esta, que no está recogida en las páginas de sucesos.

Lo de Grecia tiene una larga trayectoria que mientras a los poderes económicos les ha interesado, han ido ofreciendo rescate y rescate con unas condiciones leoninas que han arruinado al pueblo griego.
La Unión Europea tiene que ser consciente de ello y sus presidentes nunca deben olvidar que gobiernan para todas las capas sociales: bajas, medias y altas, que también tienen que someterse a los criterios de gobernanza.

Es dramático comprobar por los análisis sociológicos, que un pueblo que hace una década era el que menor número de suicidios tenía, la situación económica que está viviendo haya provocado que hoy, esté a la cabeza de Europa. Cuando las personas no tienen salida, se quitan la vida.

Especialistas económicos pronostican que Grecia no puede pagar la totalidad de su deuda. La realidad se impone y exige una solución conjunta de toda la Unión Europea.

1 comentario:

JOSE LUIS dijo...

Los peperos como siempre, intentando réditos políticos. ¡Que el pueblo es más inteligente y tiene mas cultura politica a pesar de ellos.!