viernes, 1 de mayo de 2015

Los resultados aconsejarán

En este primer día del mes de mayo, mes decisivo para la política española, dos representantes de los grandes partidos PSOE Y PP, hablan sobre la conveniencia de modificar la ley electoral.

En sus diversos escalafones políticos dentro de sus respectivos partidos, Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía en funciones, y Juan Soler, candidato del Partido Popular al ayuntamiento de Getafe, nos dejan su opinión sobre el procedimiento que se podía aplicar para elegir a los presidentes y alcaldes.

Es evidente, y las elecciones andaluzas son testigo de ello, que los próximos resultados electorales van a configurar estructuras administrativas plurales con varios grupos que deberán ponerse de acuerdo para formar gobiernos estables.

El caso andaluz demuestra que con los procedimientos empleados hasta el día de hoy, a la hora de elegir presidenta/e, aunque se haya logrado ser el candidato/a más votado, necesitas de la colaboración y “aprobación” del resto de los grupos políticos elegidos en las urnas.

Por tanto, se puede entender que ahora la señora Díaz, ante la dificultad de alcanzar un acuerdo para garantizar su investidura como presidenta de la Junta de Andalucía, promueve como solución al proceso que está viviendo la elección de los representantes públicos en las instituciones mediante el sistema de `segunda vuelta´, en la que sólo podrían participar las opciones más votadas en la primera ronda.
Además del sistema de doble vuelta, apostó por que se desbloqueen las listas, de forma que el ciudadano pueda no votar a una persona que se ha escondido debajo de unas listas a las que el elector quiere dar su apoyo.

Conocida su opinión, el candidato popular a la alcaldía de Getafe, Juan Soler, emite una nota de prensa donde reivindica lo que ya viene defendiendo hace tiempo. Después de dar la bienvenida a la propuesta que hace Susana Díaz, señala que “esta iniciativa la llevo defendiendo durante años”.

Soler apuesta por “reformar la ley electoral para conseguir la regeneración democrática de nuestro sistema de partidos”.
Además, asegura que el actual sistema político aleja al representante del representado. Ya que, “el punto de referencia fundamental es su partido, y no sus votantes”, aboga por acercar a los electores y elegidos. Reclama “fórmulas de elección directa de los cargos públicos, de forma que los aparatos de los partidos pierdan peso frente a los votantes a la hora de configurar las listas electorales”.
En el caso del ámbito local, apuesta “por la elección directa de alcalde, de forma que el político se sienta responsable ante sus electores, a los que tiene que rendir cuentas”.

Los resultados salientes del 24 de mayo y las siguientes negociaciones que se tendrán que llevar a cabo, aconsejarán o no, estudiar y analizar la viabilidad de las propuestas presentadas y defendidas por la presidenta y el candidato.

No hay comentarios: