lunes, 2 de marzo de 2015

Regeneración política

Después del debate del estado de la Nación ha quedado demostrado y de manera casi unánime, que la España que nos presenta el presidente Rajoy, no es coincidente con la visión que tienen el resto de portavoces de los grupos parlamentarios.

De hecho, es la misma opinión que la mayoría de la sociedad española tenemos de la situación que vivimos. Esta circunstancia es lo que hace que este año multielectoral, se esté produciendo una renovación política que recibe un apoyo importante en la encuestas de intención de voto.

De un lado están los partidos políticos que irrumpen con fuerza, Podemos y Ciudadanos y de otro, Izquierda Unida con Alberto Garzón y Partido Socialista Obrero Español y Pedro Sánchez.

La vicisitudes que este último partido vive internamente, hace que cada día los analistas políticos conocedores de las intrigas internas que este partido practica con frecuencia, ponga de relevancia que ex mandatarios y ex presidentes del PSOE, en lugar de facilitar la labor del nuevo Secretario General, se empeñen en tratar de diseñar un partido con el perfil que a cada uno le interesa, para no se sabe muy bien, cual es el objetivo final.

Hoy, me atrevo a decir que lamento profundamente las iniciativas que está llevando a cabo el expresidente Zapatero. Dejando de lado la intermediación entre empresas españolas y jefes de Estado de otros países sin mirar el ideario político de los mismos, no contento con la nueva actividad junto a otros ex dirigentes del PSOE, también anda tratando de impedir que Pedro Sánchez se pueda sumar y consolidar al grupo de dirigentes políticos que tiene la difícil tarea de regenerar la política de este país.

Cuando se lee con detenimiento el artículo de Esther Palomera, no consigue una mente regular alcanzar todos los movimientos instigadores para tratar de ayudar a poner a Sánchez, y posteriormente, cuando alguien con su equipo quiere implantar su proyecto político propio, vamos y de nuevo movemos las bambalinas para hacer caer al protagonista. Sinceramente, José Luis, para mí has perdido todo el prestigio político que tenías reconocido. Mucho ánimo y sigue con tus nuevos negocios. Los españoles del futuro estamos en otra onda donde no tienen cabida los `lobbys´ manipuladores.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Te esperabas otra cosa de ese descerebrado?

ANTONIO LOPEZ MEGIA dijo...

A la derecha le han sentado muy mal los movimientos de ZP, luego no deben ser tan malos para la izquierda (Incluyendo a Sanchez).El asunto que comentais me parece en estos momentos de escaso interés y mínima relevancia como fara dejar entrever confabulaciones de ese calado que se insinúa en el artículo, confabulaciones que (A falta de datos más consistentes)solo pueden tener interés para los intentos de desestabilizar al Partido Socialista por parte de la derecha cavernaria. En estos momentos de ebullición creo que hay cosas más importantes que ventilar y debatir que los movimientos de ZP.