viernes, 6 de marzo de 2015

Deshojada la margarita

Al final de la tarde del viernes, la dirección nacional del PP ha hecho pública la elección de la candidatura a la alcaldía de Madrid y a la presidencia de la Comunidad. Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes han sido las elegidas para encabezar el cartel electoral de mayo.

Ni que decir tiene que el gran perdedor en esta selección ha sido el actual presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. No podemos olvidar que él, se había ofrecido reiteradamente para ser candidato.
Pero, los acontecimientos que viene arrastrando sobre la turbia compra del ático en Marbella y algunos fracasos entre ellos, la gestión privatizadora de la Sanidad pública madrileña, entre otras cuestiones la dimisión de dos consejeros, tenía un peso muy importante en él deben de su gestión. Por ello, la dirección decide apartarle de la candidatura.

Sin embargo, Cristina Cifuentes, a partir de mañana con toda seguridad tendrá a su disposición toda la maquinaria política de la dirección madrileña. Conforme avance el tiempo iremos valorando su capacidad para conseguir mantener la presidencia de la Comunidad de Madrid en manos del Partido Popular.

La siempre ganadora Esperanza Aguirre, sí consigue que en la calle Génova apuesten por ella para encabezar la lista a la alcaldía de Madrid. Lo que muchos populares consideran un valor seguro para ganar Madrid, en esta ocasión, habrá que analizar la reacción de la ciudadanía madrileña cuando tengan que decidir si quieren tener una alcaldesa con un pasado turbulento, aunque jurídicamente no se le haya podido probar relación directa con los imputados de los casos de la Gürtel y el enriquecimiento defraudador del que fuera su mano derecha Francisco Granados.
En esta ocasión, después del viaje de ida y vuelta político se puede apreciar que pocas personas pueden dejar de sospechar que nada conocía de todo lo que el PP madrileño tiene pendiente con la Justicia.

Si este ha sido el movimiento principal para elegir a la que puede ser alcaldesa de Madrid y presidenta de la Comunidad, el efecto González puede tener sus consecuencias en la designación de alcaldes y alcaldesas de los municipios del resto de la Comunidad de Madrid.

Sin ir más lejos, en la ciudad de Getafe, el precandidato Juan Soler, ahora deberá ser ratificado como candidato. Y, la nueva configuración de la lista que acompañe a Cifuentes nos indicará si Soler, además de candidato a la alcaldía de Getafe, mantiene un puesto electivo en la lista de diputados a la Asamblea de Madrid. Todo un reto que nos hará estar pendientes de las movilidades.