miércoles, 4 de febrero de 2015

Tripartito político

El último barómetro del CIS, enero 2015, arroja unos datos en intención de voto cuyo resultado sitúa a tres partidos políticos en una horquilla preferencial de voto entre el 20 y 30%.

Así, conocemos que los encuestados dan al Partido Popular el 27,3% de los votos; a Podemos, el 23,9%; y al Partido Socialista Obrero Español, el 22,2%.
Llama poderosamente la atención la gran caída del PP, e igualmente el descenso del PSOE, siendo el gran beneficiado Podemos.

Después de conocer los resultados los portavoces de los grupos aludidos hacen su interpretación de los mismos, que van desde: “esta cocina está muy elaborada, portavoz del PSOE”; “nos preocupa la situación del Partido Socialista, PP”; y “si seguimos este ritmo creciente ganamos al Partido Popular, Podemos”.  

En el apartado referido a los problemas de los españoles, a pesar de los anuncios hechos por el Gobierno, el paro es la mayor preocupación que expresan los encuestados.

Y, luego se encienden las alarmas en el Gobierno que preside Mariano Rajoy, al comprobar que ningún ministro de su Gobierno consigue obtener una puntuación de aprobado.

Al presidente le califican con un 2,24 puntos, entre los ministros la mejor valorada es Soroya Saéz de Santamaría con un 3,10 seguida de García Margallo 2,74 y Alfonso Alonso 2,62.

La mayoría de los encuestados (un 39,1%) califica la gestión del Gobierno como "muy mala" y la actuación política del PSOE en la oposición está considerada como "mala" por un 35,8%.

Esta calificación es la que induce a manifestar el resultado inicial en la intención de voto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

A SI ES, SI ASÍ OS PARECE
*
Compañero Antonio, sabemos que este tipo de encuestas del CIS, tienen o pueden tener varias lecturas, pero a los militantes de base nos preocupa que no se explique lo suficiente nuestro nuevo modelo de PSOE, o no sabemos hacerlo.
Lo que sabemos, es que parte de la sociedad que nos ha votado otras veces, nos sigue comparando “en que somos lo mismo que el pp” y me explico:
No decimos de forma clara cuál es nuestro modelo económico para salir de la crisis e intentar crear riqueza en bienes y servicios para inclinar la balanza comercial a nuestra maltrecha economía mejorando los medios de producción y poder atender a los servicios sociales tan necesitados.
Las veces que lo ha hecho Pedro Sánchez, en la conferencia de Lisboa y en la de Alicante en el XVII congreso nacional de la empresa familiar.
Dice de la economía redistributiva, basada en el talento y en el mérito, reindustrialización y competitividad, sin aclarar cómo se cocina todo esto, o sea, maquillar las formas del discurso para dejar el mismo fondo (capitalismo puro y duro). Todo esto, entre otras lindezas sin contenido como se hace en política, solo para el foro, esbozando las ideas a los asistentes que no son los que después te pueden votar.
Entra en la economía de la igualdad, sin especificar cómo se conjuga la economía que pretende el partido socialista.
Esto sería muy extenso de explicar; para concretar, diré que la economía de la igualdad yo la entiendo, como DEMOCRACIA ECONOMICA al apoyo desde las instituciones y con prioridad como lo tienen en Alemania desde hace muchos años, que las empresas mercantiles españolas lleven por ley en sus consejos de administración, representantes de los trabajadores.
Fomentar desde el PSOE, los proyectos de sociedades de carácter social, “como prioritarios”, las sociedades laborales mercantiles, cooperativas de trabajo asociado, modelo MONDRAGON, comunidades de bienes… entre otras, ahí están los emprendedores y el apoyo a los inventores, eso es el I+D.
Para entender un poco mejor todo esto, recomiendo el libro de DEMOCRACIA ECONOMICA (hacia una alternativa al capitalismo) cuyos autores son Antoni Comín y Luca Gervasoni, de la editorial Icaria-Antrazyt.
*
EL PONTON DE LA OLIVA

Fundación César Navarro dijo...

Gracias Arsenio.