domingo, 30 de noviembre de 2014

Calamitoso el Gran Debate

Para los que seguimos la actualidad de nuestro país, la noche de los sábados se ha convertido en una obligada cita televisiva. Tanto Telecinco como la Sexta, ofrecen debates populares que concentran la atención de la audiencia.

Que el Gran Debate de la Sexta en un espacio consolidado nadie lo puede negar. Es más, en ese espacio y tiempo, he podido ver y analizar los mejores debates y entrevistas plurales que se han ofrecido en España. La de anoche sin ir más lejos, tuvo una programación rica, primero la entrevista del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. A continuación el profesor Juan Torres, que junto al profesor Vicenç Navarro han preparado un documento de trabajo para el partido político `Podemos´ estuvo en el plató para tratar de explicar su contenido y los motivos argumentales que les ha hecho plantearlo así. Es más, en la presentación advierten:

“En todo caso, somos conscientes de que este documento no puede ser sino una aportación singular o una incitación al debate puesto que, como hemos señalado, un programa de gobierno, y quizá mucho más en materia económica, que quiera ser riguroso y realista debe ser una obra colectiva, ampliamente diseñada y debatida por personas expertas y conocedoras de sus diversas problemáticas. Simplemente nos proponemos provocar la discusión y cumplir con el obligado compromiso que nos parece que debemos tener con la ciudadanía española y en particular con una organización como Podemos que ha sido capaz de actuar como revulsivo del cambio y de levantar tantas esperanzas y expectativas”.

Está claro que los profesores lo único que hacen es diagnosticar el problema que tenemos en España y apuntan soluciones posibles desde su punto de vista para que se sometan a debate y puedan ser enriquecidas con el aporte de ideas.

Pues, desde mi punto de vista si en el plató había seis tertulianos entre periodistas y políticos, más el presentador y la encargada de presentar los resúmenes de la Sexta, anoche, cada uno tuvo una interpretación intencionada del contenido del documento. Hasta el punto, que el profesor Torres, tras un resumen expuesto en pantalla, tuvo que expresar su indignación y decir que “sentía vergüenza” de lo que emisora acababa de hacer. Ante tal aseveración presentador presentó sus diculpas.

La conclusión que saqué estando en casa analizando el espectáculo es la siguiente: si estos señores que se les debe considerar bien informados y preparados toman ese comportamiento interpretativo del documento, ante los difíciles momentos que estamos viviendo, ¿cómo van a ser capaces ellos u otros de sentarse y analizar positivamente lo aportado que ayude a salir de la situación actual?

En definitiva, por respeto al invitado nunca se tenía que haber afirmado cosas que no estaban plasmadas en el documento.  

No hay comentarios: