sábado, 11 de octubre de 2014

Siento náuseas

Cuando conoces detalles de cómo se han fundido millones de euros determinadas personas que por su condición de cargos públicos representantes, decían que la sociedad tenía que soportar para salir de la crisis, y analizas lo que ellos hacían, sinceramente te entran ganas de vomitar.

Este ha sido el efecto que ha causado el programa de televisión `la Sexta columna´. Si no lo viste te recomiendo su visión y análisis para poder concluir la opinión que te merecen los 86 consejeros de Caja Madrid.

Esta manera de proceder hipócrita que utilizaban diciendo una cosa y aplicándose para su beneficio personal otra muy distinta, deja retratado ante la sociedad el prestigio social que estos “elementos” tienen por mucho dinero que acumulen en su cuenta corriente. Es una humillación para toda persona de bien, valorar el descaro con que algunos de los afectados por el escándalo de las `tarjetas opacas´ explican que era habitual que se pagará gastos personales con las tarjetas de empresa. Y, como otros entrevistados justifican el hecho comparándolo con un caramelo que te ofrecen chupar.

Una entidad financiera que presentó la quiebra para ser recatada con el dinero de todos los contribuyentes españoles.
Esta situación excepcional que supuso el rescate de Bankia es lo que exige que la justicia actué de manera excepcional y obligue a todos y cada uno de los 86 consejeros a devolver hasta el último céntimo.

Además, las organizaciones políticas, sindicales y empresariales afectadas por el escándalo deben expulsar de sus filas a las personas que formaban parte del entramado. Esta manera de proceder no se puede instalar como un modelo habitual en la sociedad española. 


3 comentarios:

el moli de getafe dijo...

Pues aquí, en Getafe, lo mismo hizo un día "El Pitufo" y Soler no lo ha cambiado. Da igual que sean concejales de gobierno o de la oposición : todos cobran unos sueldazos sin relación con méritos o capacidades. ¿ Y aquello de elevar a concejal a todo líder vecinal que amenazara con llegar a ser molesto ? Aún recuerdo aquel primer Pleno de "el Moreno" como portavoz pepero : estuvo todo el Pleno en silencio, pero cuando "El Pitufo" puso fin a la sesión se levantó de un salto y le reclamó a gritos el que se habían olvidado de aprobar su previamente acordado nuevo sueldo.

Anónimo dijo...

Saca las fotos de todos los chorizos, porfa

Anónimo dijo...

Las tarjetas es la punta del iceberg, aunque es lo que más evidencia ante la opinión pública el choriceo al que nos han sometido los partidos políticos y sindicatos. Acaso sólo ha ocurrido en ésta Caja?. Que miren todas las demás, y en especial, las valencianas, las de Castilla La Mancha y la catalana de mister Narciso Serra.
Si no hubieran entrado en las entidades financieras, si el poder judicial cumpliera su función y vigilara a los otros poderes, etc., etc., no tendríamos un país con 6 millones de parados, expoliado y en la ruina.
Para eso es imprescindible que los individuos que componen la sociedad tengan capacidad crítica y no se dejen embaucar de manera tan fácil por los que nos llevan vendiendo motos averiadas tantos años.
En fin, el recurso del pataleo, es decir, sin esperanza.