domingo, 26 de octubre de 2014

Será lo que tenga que ser

Quedan algo más de dos semanas para el día 9 de noviembre. Fecha elegida por el presidente Más, para consultar de manera no oficial las preferencias del pueblo catalán sobre el futuro de su caminar: juntos con el resto de España o solos.

La última noticia manifestada dice que el Sr. Mas, mantendrá una postura institucional y por tanto, sus intervenciones en el proceso se limitaran al consabido llamamiento a la participación de los catalanes.

De otro lado, tenemos al Sr. Junqueras que anuncia que ERC sólo pactará con partidos que declaren abiertamente la independencia de Cataluña.

Esta arrogancia y seguridad de que todo el pueblo apuesta por la independencia, desde mi punto de vista es una osadía que debería controlar.

Por ello, dado que desde el Gobierno de la Generalitat se hará un llamamiento a la participación masiva, considero que ha llegado el momento, aunque sabemos que no tiene vinculación legal la consulta, de acudir a las urnas para que de una vez por todas se conozca con datos máximos qué piensa la mayoría de la sociedad catalana sobre el proceso soberanista.

Esto, es fundamental. Si solamente depositan su voto aquellas personas que tienen definido su sentir determinado y el resto deja que los demás decidan, seguiremos enrocados en el bucle del independentismo.
En cambio, sí como considero, la opinión del pueblo no es tan unánime en una dirección concreta, será el propio Gobierno y sus aliados lo que tendrán que estudiar sin hacerse engaños qué sucede con todo este proceso.

Con esta breve reflexión he querido expresar y hacer valer la importancia que tiene nuestra participación en cualquier consulta o proceso electoral ¡SI NO PARTICIPAS ALGUIEN DECIDE POR TI!

No hay comentarios: