lunes, 9 de junio de 2014

El resto de España no es Andalucía

La operación relevo que el Partido Socialista Obrero Español ha realizado en Andalucía y visto el resultado de las elecciones europeas, avala el acierto de la operación. Si bien se diseñó para que Susana Díaz fuera aclamada por la inmensa mayoría de la militancia.

La debacle del Partido Popular en esa tierra, hace que el PSOE, a pesar de haber perdido 312.889 votos con respecto a 2009, fuera el mejor resultado que obtenía en España.

Conviene recordar que ha sido Izquierda Unida quien mejora su resultado comparándolo con 2009. Es decir, gana 173.938 votos, y luego tenemos la entrada de Podemos con 189.882 votos.

La especial circunstancia que hoy vive el PSOE, hace que los veteranos expertos en anteriores gobiernos, lleguen a concluir que es necesario traer a Susana Díaz a Madrid. Es obvio que piensan preferentemente por el control desde Ferraz y dejan aparte el bastión andaluz. Además, Susana después de haber vivido el proceso que la llevó a presidir la Junta de Andalucía, exige que para venir a Madrid se haga una operación similar que no ponga en entredicho su crédito político. Es decir, un militante un voto pero para un sólo candidato o candidata.

Si como se puede deducir a día de hoy, Eduardo Madina opta a concurrir a las elecciones a la Secretaría General y obtiene el número de avales necesarios entre la militancia, el resultado final cuando el 13 de julio voten los que tienen derecho reconocido para hacerlo, se verá cómo queda la contienda.

Ese final es el que quieren evitar a toda costa los impulsores de la `operación Susana´. Pero, las bases del partido están viviendo un proceso muy confuso con la declaración institucional que el PSOE va efectuar el 19 de junio expresando su apoyo al nombramiento del nuevo Rey de España, Felipe VI.
Por tanto, si la `operación Madina´ sale adelante, que nadie piense que la andaluza tiene todo el camino allanado. Experiencias mayores ya se han vivido en el PSOE y el resultado fue contrario al predicamento de la dirección. Luego, las consecuencias fueron las que fueron.

Por ello, desde mi punto de vista, se debería dejar que el proceso tuviera un camino sencillo y sin recovecos para que las cosas resultasen naturales y no con artimañas que luego no se pueden arreglar. Y, sinceramente, los cantos de sirena y halagos que le están haciendo a Susana, no deberían producir en ella la exaltación de los vencedores.

Finalmente, si todo sale como lo están planeando, yo no veo cómo queda Andalucía con una izquierda creciente y ella, en Madrid pendiente de unas primarias para elegir al candidato o candidata a la presidencia del Gobierno sin tener voz en el oráculo del Congreso de los Diputados.

1 comentario:

Anónimo dijo...

ASI ES, SI ASÍ OS PARECE:

Esto es como decir que tenemos la juventud mejor preparada y no tenemos líderes. Los líderes, salen cuando las circunstancias lo acompañan y lo permiten, consiguiendo los avales correspondientes, en este caso está el listón muy alto y para ello se debe acompañar de un breve curriculum del candidato a presentarse. No queremos más Zapateros.
Expresar, que no tenemos líderes carismáticos que puedan llevar las riendas del partido, me parece un atrevimiento poco realista. Es como decir, que no tenemos repuesto de diputados para las próximas elecciones y tenemos que votar a los mismos porque a los demás no les conocemos.
No puedo estar más en desacuerdo con los que piensan en la opción de Susana Díaz, como las principal garante para llevar las riendas del partido. Ahora conocemos a una líder que hace poco tiempo pocos apostábamos como tal, (los que no la conocíamos) así pasa con muchos compañeros de partido capaces de hacer lo que ella y no se les conoce; parece ser que hasta que no sales en los medios de comunicación no eres nadie (la vida tiene sus miserias y grandezas) el hacer juicios de valor sin conocer a los candidatos, me parece un atrevimiento poco realista.
Hay bastante gente capaz en el anonimato de llevar las riendas del partido. Veremos lo que ocurre, no dejarnos llevar por los nombres televisivos.
*
EL PONTON DE LA OLIVA