martes, 27 de mayo de 2014

La propuesta que no fue escuchada

Corría el 22 de noviembre de 2013, cuando el Secretario General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunciaba que había tomado la decisión de que las primarias se celebrarían después de las elecciones europeas. Estaba convencido de que el PSOE las iba a ganar.

Es más, ese calendario también recibió el apoyo de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz.
Siempre se barajaban fechas que fueran rentables electoralmente hablando para el Partido Socialista. Pero, en la política como en la vida nada es seguro. Y hoy nos encontramos que las elecciones europeas se han perdido y Rubalcaba convoca un Congreso Extraordinario.

En noviembre en este mismo espacio se advertía del riesgo que se corría si a pesar del que el resultado fuera bueno no generara entusiasmo y por tanto, cuando el proceso de primarias se abriera el resultado anterior condicionara la participación. Ahora, ante la celebración del Congreso en julio está en el aire otra incertidumbre.


Se decía que ante esa tesitura quedaba otra alternativa que sí garantizaba la motivación necesaria para un proceso activo y por efecto incluso generando mayor valoración de las propuestas electorales europeas que presentara el PSOE.

Esa variable nos llevaría a determinar que las esperadas primarias se celebrarán antes de las elecciones europeas. Sólo había que poner en marcha el proceso con todo lo que lleva consigo, despertar entusiasmo y una vez resuelto democráticamente el procedimiento, beneficiarse de la inercia motivadora del trabajo realizado de cara a las elecciones europeas.

Conviene recordar que todas las innovaciones políticas tienen que producir un efecto, recuperar la confianza de los electores que nos han abandonado.

Es obvio que esto no se ha hecho así, y ahora estamos inmersos en un proceso precongresual que acaba de ponerse en marcha. Advierto que debemos estar muy atentos a los cambios producidos en la sociedad y a los nuevos conceptos políticos. Es decir, un Congreso celebrado a la antigua usanza con los tradicionales métodos sin mirar a nuestro alrededor, pensando en clave interna, puede ser otro error como el cometido con la decisión de posponer las elecciones primarias.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que tendrá el poder amigo Antonio, que nadie quiere renunciar y el que lo deja, es por la fuerza irrevocable de los votos al tener que resignarse con la desvergüenza aparcada en el camino de la tesitura.
El congreso de Sevilla, se cerró en falso; falso ha sido el camino recorrido.
Cuando los chanchullos bajan al ruedo, los subalternos cambian la muleta por el capote y la faena no luce tanto, al final, el toro es devuelto a los corrales por falta de trapío.
Los aplausos se vuelven pitos con la branca del respetable y tirada de almohadillas, la única forma de protestar democráticamente, en el ruedo de la responsabilidad, el temple y la decencia.
Cuando las figuras no se abandonan del ruedo, se creen tan necesario e imprescindibles que hasta los subalternos se erigen tan necesarios que se les olvida donde están ambos.
*
EL PONTON DE LA OLIVA



Antonio Pulido Ruiz dijo...

Gracias Arsenio. Muy acertado.