miércoles, 16 de abril de 2014

España sobre ruedas

Así define la ministra de Trabajo siguiendo el manual del Partido Popular la situación que se está viviendo en España de cara a la recuperación económica. Es decir, Fátima Báñez, no debe considerar creíble el informe de Eurostat, que sitúa a España a la cabeza del paro en Europa.

El apelativo `sobre ruedas´ sólo lo podemos utilizar si tenemos en consideración el informe de la Dirección General de Tráfico que dice que durante esta semana tendremos 12.500.000 desplazamientos en nuestras carreteras. Obviamente, muchas de estas salidas irán con destino a lugares turísticos y consecuencia de ello, se contratara a desempleados para la los días más concurridos. Ello, nos conduce a que las cifras del paro correspondientes al mes de abril, digan que ha bajado el desempleo. Un espejismo transitorio.

La cruda realidad son los datos demoledores del estudio que hace Europa sobre la situación del paro en España. Por tanto, por mucho que el Partido Popular y sus dirigentes mediáticos al unísono, insistan en que vamos a buena velocidad de recuperación, las cifras expuestas son dramáticas:
Andalucía con una tasa de paro del 36,3%, Ceuta con el 35,6%, Melilla 34,4%, Canarias 34,1%, y Extremadura 33,7% son las comunidades de la Unión Europea con más paro. En los diez primeros puestos de la clasificación de la UE también se encuentran Castilla-La Mancha en el puesto número siete con el 30,1% y Murcia en el noveno lugar con el 29,4% de paro. Datos correspondientes al año 2013.

Después de analizar estos datos, pienso en las personas que estén viviendo en esta parálisis de trabajo y cómo valorarán las optimistas declaraciones del Gobierno que preside Mariano Rajoy.
Pero, también valoro el sentimiento de la juventud que se encuentre en esta situación, la misma noticia nos ofrece el particular momento que viven:
Igualmente, el paro juvenil está a la cabeza entre las diez tasas más altas de UE. Ceuta encabeza la lista con el 72,7% de paro, Andalucía 66,1%, Canarias 65,3%, Extremadura 61,7% y Castilla-La Mancha 61,6%.

Esta severa realidad choca frontalmente con episodios de estafa a las administraciones públicas, emanadas de las ayudas destinadas a políticas de formación para desempleados. Primero, fue la Comunidad de Madrid, la que está en proceso judicial para aclarar a dónde fue a parar el dinero que no se utilizó para los cursos a los que iba destinado.
Ahora, más recientemente, la Unidad central de Delincuencia Económica (UDEF) de la Comisaría General de la Policía Judicial ha detectado un fraude masivo en los cursos de formación que se deberían haber impartido en Andalucía y para los cuales recibieron subvenciones europeas entre los años 2009 y 2013.

Esta es una noticia letal para el proceso preelectoral que está en marcha. Con estas aves de rapiña instaladas en el sistema y la falta de control sobre la gestión del dinero público es muy difícil hacer creer que debemos participar en la elección de nuestros candidatos al Parlamento Europeo. La Sociedad española estamos obligados a terminar con todo esto.

No hay comentarios: