lunes, 9 de diciembre de 2013

Se hunde la información en TVE

La sociedad española valora cada día con más detalle la manipulación informativa de las televisiones públicas. La consecuencia inmediata es el abandono de espectadores. Luego vienen otras derivaciones.

Así, conocemos que el Canal 9 valenciano es el primer ejemplo. Primero pierde la audiencia que ya no soporta la manipulación y el efecto colateral es la falta de ingresos por ausencia de publicidad.

Allí, donde el Partido Popular lleva bastante tiempo gobernando genera los mismos principios desordenados que hacen que el público abandone la información de sus telediarios. En Madrid, la televisión autonómica es otro vivo ejemplo de lo que sucedió en la Comunidad Valenciana. El final está anunciado: `o se vende o se cierra´.

Con la llegada del Partido Popular al Gobierno de España, en RTVE se procede a su reestructuración y pasados 100 días, en Televisión española el efecto abandono ya empieza a ser palpable. Se puede entender ya que, el jefe de los informativos viene de la escuela de Telemadrid. Por tanto, la información diaria está al servicio de la voz de su amo.

Con un pequeño juego de observación lo podemos detectar. Sabemos que las noticias de apertura de los telediarios son esenciales para la continuidad del resto. Pues bien, siempre que hay algún acontecimiento de protesta digno de destacar, la TV1 abre con otra noticia, y si inmediatamente pulsas el mando a Tele 5, comprobarás que la apertura es distinta. Posteriormente viene el desarrollo de la noticia.

Ese proceder, hace que los datos hablen por sí solos. El Telediario de las tres de la tarde, de manera paulatina, ha perdido 800.000 espectadores, que prefieren seguir a Vicente Valles y Antena 3. El Telediario de las nueve de la noche, a pesar de estar al frente Ana Blanco, ha perdido 848.000 seguidores que eligen la información de Pedro Piqueras en Tele 5.

Comparar las audiencias actuales de los informativos con las que se manejaban en los tiempos de Fran Llorente resulta llamativo. En dos años, los telediarios han perdido alrededor de un 30 por ciento de los espectadores.

Queda demostrado que la sociedad española queremos información integral, no opinión descafeinada y manipulada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

MANIPULACION
*
La cabra siempre va al monte
Disfrazada de demócrata
Siempre existirán los ácratas
Que organicen el desmonte
Porque con este horizonte
Demostrado hasta la saña
Se buscaran la artimaña
Del trilero amaestrado
Y también muy acostumbrado
A engañar a la cabaña.
*
EL PONTON DE LA OLIVA