miércoles, 23 de octubre de 2013

Cuando la Ley actúa se debe cumplir

Todos acatan la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos pero sin embargo, no se propicia el ambiente necesario para que el tránsito hacia la normalidad que exige su cumplimiento no genere más dolor del ya padecido por los asesinatos.

Esta mañana el Lehendakari, Iñigo Urkullu, declaraba que sería conveniente que el mundo abertzale, no rindiera homenajes públicos a los presos de ETA, que próximamente conseguirán la libertad después de pagar la condena establecida por sus asesinatos y que el Tribunal de Estrasburgo ha reconocido cumplida.
Esta declaración de principios es coherente, máxime cuando se está trabajando para conseguir el final de la banda, que entreguen las armas y pidan perdón por todo el dolor causado a las familias.

Es más, desde el ministerio del Interior se afirma que no se va a consentir exaltación de los presos que regresen a sus casas.

Desde la otra parte, las Asociaciones de las Víctimas que siempre recibieron un apoyo en anteriores procesos por parte del Partido Popular deberían recibir de éste, toda su comprensión por el desánimo que les causa la aplicación de la Ley, pero a su vez, también la indicación de que el ejercicio de la aplicación del Estado de Derecho, marca los procedimientos establecidos.

Por lo comunicado, todo indica que no va a suceder así. A la concentración anunciada en Madrid, han manifestado su deseo de acudir Ignacio González, presidente de la Comunidad, Ana Botella, alcaldesa de Madrid, Esperanza Aguirre, presidenta del PP madrileño, Salvador Victoria, portavoz del Gobierno regional y con toda seguridad la lista de reconocidos cargos del Partido Popular irá creciendo.

Desde mi punto de vista, y después de solidarizarme con el dolor que pueden sentir, considero que la cosa se complica si la concentración no toma el camino del homenaje a los fallecidos y se pretende reivindicar otras cuestiones que aunque estén cargadas de sentido común no se ajustan a los preceptos de las Leyes que nos hemos dado para convivir todos.

Por tanto, las personalidades políticas que acudan deberían tener muy en cuenta los derechos legales y no hacer declaraciones fáciles que exaltaran los ánimos de los asistentes.

1 comentario:

el moli de getafe dijo...

"Cuando actúa la justicia la ley se debe cumplir", pero eso no impide que algunos sigamos pensando que muchos ( los asesinos, los que ayudaron y ayudan a los asesinos, los que intentaron e intentan cambiar la ley para favorecer a los asesinos y, ahora, el que afirma que se alegra y además desde su atalaya de diputado nacional acojona al chaval con un '"te voy a empapelar, tío facha, por amenaza", es decir, los que se alegran con el que les vaya algo mejor a los asesinos ) son y seguirán siempre siendo unos "hijos de puta".