viernes, 9 de agosto de 2013

Desregulación total del trabajo

La patronal española no deja de sorprender a los trabajadores. No satisfechos con la Reforma Laboral del Partido Popular, ahora pretenden que el Gobierno de Mariano Rajoy, apruebe la desregulación total del mercado de trabajo.

Así, de una tacada, “la CEOE propone imponer a los trabajadores el paso de un contrato a tiempo completo a uno a tiempo parcial cuando existan causas económicas, técnicas, organizativas o de producción”.

Es decir, que ante una eventualidad empresarial sean los trabajadores de la empresa los que sientan reducido su salario y las condiciones de trabajo.
Además, La CEOE considera que la Reforma Laboral de Rajoy, debería haber sido más “ambiciosa” en cuanto a flexibilidad interna de las empresas.
En materia salarial, aboga por sueldos con complementos variables, haciendo depender un determinado porcentaje del salario de la situación y resultado de las empresas.

Y, los cabezas pensantes de los empresarios españoles argumentan que estas medidas que generarían tanta incertidumbre laboral sirven para salir de la crisis. Pero la realidad actual es que la producción industrial acentúa su caída en el mes de junio hasta el 4,6% la más baja en cinco años.
En la ciudad de Madrid, el transporte público por excelencia como es el “metro” en el mes de junio, el número de pasajeros descendió un 9% comparándolo con el mismo mes del año anterior.

Los números son contundentes, con esta política económica que el Gobierno de Mariano Rajoy está aplicando, la economía no se reactiva. La recesión económica que se ha instalado en España no permite consumir y por tanto, la producción empresarial se reduce, el paro crece, los transportes públicos caen en número de usuarios y esta bola crece y crece.

Después de todo lo que acontece viene la CEOE pidiendo desregular los contratos de trabajo para que la desconfianza se agudice. Es incomprensible la manera de arrimar el hombro que tienen los empresarios españoles.
La insaciabilidad económica que demuestran hace que el colofón de las propuestas acometa también al sistema de pensiones: Ellos, sugieren medidas para que el cálculo de la prestación de jubilación lo determine el total de la vida laboral. Sin olvidar la adecuación de las prestaciones de viudedad, que según ellos, no debería financiarse mediante las cotizaciones de empresarios y trabajadores.  

Conclusión, con todo lo que estamos viviendo con las entidades financieras, si ahora se suma la cúpula de los patronos españoles, la brecha entre la España rica y pobre, es insalvable.

2 comentarios:

el moli de getafe dijo...

¿ O sea, que de follar ni siquiera pregunto ?

Antonio Pulido Ruiz dijo...

Cada día estás peor. Sal del bucle.