miércoles, 1 de mayo de 2013

Ni una sola finca de tierra baldía

Cuando miles de personas en diversos pueblos y ciudades de España, hemos celebrado la festividad del 1º de Mayo, Día Internacional del Trabajo en la calles, el Sindicato Andaluz de Trabajadores SAT, han ocupado una finca militar.

Terreno que es propiedad del Estado y que se encuentra abandonado e improductivo. Andalucía que tiene que soportar más de un 30% de paro, no puede permitir que grandes latifundios se encuentren baldíos.
La Organización Sindical, deja muy claro que no pretenden ser propietarios de los terrenos ocupados, el único objetivo es trabajar la tierra formando cooperativas agrarias y transformando lo producido en productos que se puedan vender en el mercado. Esta experiencia no es nueva para el SAT y como está demostrado que es una vía para impulsar la economía en una Comunidad muy castigada por el paro, hemos de reconocer que urge poner en marcha iniciativas que ayuden a solucionar el problema.

Yo personalmente, soy de los que estoy convencido que cuando se agota el camino del diálogo para analizar las alternativas que se pueden implantar, la sociedad tiene que reaccionar y llevar acciones de impacto mediático que ayuden abrir cauces de negociación que nos conduzcan a la puesta en marcha de alternativas que nos permitan salir de la dramática situación económica que estamos viviendo.

Hay que ser realistas, pensar que la época del ladrillo y la construcción volverán a impulsar la economía es una quimera. España tiene que buscar salidas diferentes. Por ello, las cooperativas agrarias pueden ser viables en un país que tiene grandes extensiones de tierra para cultivar.

3 comentarios:

el moli de getafe dijo...

En verdad, en España no hay liberales y no hay socialistas, somos todos anarquistas.

RBengala dijo...

Totalmente de acuerdo, tenemos que encontrar soluciones distintas. Un saludo.

Anónimo dijo...

Yo apuesto por recalificar las viviendas vacías en huertos ecológicos