domingo, 17 de marzo de 2013

Por fin se paran los desahucios

Que gran lección nos ha dado un abogado convencido de que las cosas no se estaban haciendo con la justicia debida. Al cumplir con la obligación de defender a su cliente, eleva una pregunta al juez que lleva el caso, y éste, consulta al Tribunal de Luxemburgo, resultando errónea la Ley hipotecaria española.

Es decir, la Ley española que se estaba aplicando por el impago de la hipoteca bancaria, no considera debidamente la defensa de los consumidores españoles. A partir de ahí, se paran todos los procesos abiertos y se tiene que redactar una nueva Ley adaptada a la normativa europea. Por fin, Europa despierta al Estado Social.
Sobre este asunto cabe hacernos muchas preguntas, pero hay una, que llama poderosamente la atención. Si la legislación existía ¿cómo el parlamento europeo y los diputados españoles allí presentes no han movido ficha ante tanto drama social que vivimos en España? Ha sido un juez y un abogado quienes han puesto en evidencia el trabajo que realizan los representantes de los estados miembros. Esta realidad merece un análisis muy severo que la sociedad española no podemos pasar por alto.

En el nuevo camino que se abre, hay que estar muy atentos al redactado de la nueva Ley para que no se vuelva a repetir la historia. Además de lo trascrito para el futuro, la Ley, tiene que recoger soluciones para los afectados del pasado que han sido tratados injustamente.
Aunque la responsabilidad de Gobierno la tiene el Partido Popular, el arco parlamentario español tiene que estar muy activo para que el redactado final se ajuste a la realidad social que hoy vive España.
Ha llegado el momento de indicarle al Partido Popular, que se olvide de su mayoría absoluta y empiece a consensuar las leyes que rigen el destino de nuestro país.

Un buen ejemplo de este proceder, lo tenemos en el acuerdo tomado por Decreto Ley en el último Consejo de ministros sobre el futuro de la jubilación y las pensiones de los trabajadores/as. Siempre hasta la mayoría absoluta del PP, estas decisiones eran debatidas por los partidos políticos y agentes sociales para alcanzar el acuerdo que hiciera sostenible y viable el sistema de jubilación y las pensiones en España.
El viernes pasado, el Partido Popular con una interpretación leonina de su mayoría absoluta, derrumba el sistema de consenso y acuerdos históricos alcanzados.
De seguir el PP con ese proceder la sociedad española estamos abocados a manifestar nuestra desobediencia civil.


2 comentarios:

Dionisio dijo...

Esto del envejecimiento activo es una Ley hecha a medida para los colectivos liberales que pueden seguir ejerciendo su profesión y además percibir del erario público el 50% de su pensión.
Una vez más el PP, se hace un traje a su medida. Mantienen a determinados profesionales y además les pagamos con el dinero de nuestros impuestos.
Mientras el 55% de los jóvenes no han encontrado el primer empleo.

Anónimo dijo...

¿Qué es a lo que dedican o que hacen nuestros parlamentarios españoles en la corte europea, a vegetar a llevarse el sueldo…?
No conozco el más leve comentario al respecto, sobre la ley hipotecaria que se rige en los países europeos frente a la hecatombe que está produciendo en nuestro país, con el lastre de desahucios, gente hipotecada para toda la vida y sin su propia vivienda, pero donde estamos, como podemos consentir que no se denuncie por parte de algún partido de la oposición, de nuestros representantes europeos.
Tiene que ser un abogado y un juez, que hace lo que se dice justicia social, preocuparse por los débiles. Mientras los de los supremos y superiores, mirando para otro lado, como siempre, al lado del poderoso, del que emanaron.
Y que les tengamos que pagar a toda esta chusma de políticos europeos, que no sean capaces de conocer o mejor dicho de divulgar en forma de denuncia pública, la diferencia entre una legislación arcaica y la que rige hoy en día en la comunidad a la que nos tienen bien atados.
Me parece, que con estos mimbres los cestos que salen, a la vista están.
Listas abiertas, ya, también para las europeas.
*
EL PONTON DE LA OLIVA