sábado, 2 de febrero de 2013

Terminó la primera parte

Todo es falso, todo es mentira. Así, ha despachado a la sociedad española Mariano Rajoy. Es decir, hace una convocatoria extraordinaria de la dirección del PP, para declarar que él, está inmaculado, igual que el Partido Popular.

De lo que se deduce que el caso Gürtel, es poco más que una invención de la Justicia española. Que lo último relevante de la investigación: el número dos, Crespo, anota que manda 21.000.000 millones de las antiguas pesetas al PP, y el tesorero Bárcenas, anota la entrada, ello, según Rajoy, es pura invención.

Partiendo de este punto, lo que cabe esperar del Presidente, es que llame al embajador Trillo, experto en recursos judiciales opacos para que prepare y presente una querella criminal contra los medios de comunicación que están aportando pruebas del contenido del procesamiento del Sr. Bárcenas. Decepcionante, totalmente artificioso.

Decía que Rajoy, ha pasado la primera parte, no superado, porque el lunes, le queda la segunda en Alemania. Lo que no ha querido hacer en España, contestar a las preguntas de los periodistas, lo tendrá que hacer en la rueda de prensa junto a Merkel. Aunque, es sabido que las preguntas son limitadas tengan seguro que las habrá.

Esta realidad que vivimos en España, junto con nuestros partidos políticos, provoca que la sociedad "exijamos" al poder legislativo que en el trámite del debate de la Ley de Transparencia, dentro del art. 3, queden incluidos como “sujetos obligados a suministrar información”, los partidos políticos con sede en el territorio español. Toda persona o entidad española está obligada al control de transparencia.
Por tanto, sería recomendable que dentro de esa claridad y transparencia, la Casa Real, pidiera someterse al mismo control recogido en el Anteproyecto de Ley.
España ya conoció otra definición del modelo de Estado:
España es una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organiza en régimen de Libertad y de Justicia”. 

Durante la comparecencia pública visionada y permitida por Rajoy, analizados los términos utilizados, más el contenido mutilado de la exposición pública que hace el Gobierno de la Ley. Declaro:

No hay comentarios: