sábado, 16 de febrero de 2013

El 82% de los concejales no cobrará

El Gobierno de Mariano Rajoy, a través del ministro de Administraciones Públicas, Cristobal Montoro, ha presentado el anteproyecto de Ley para la racionalización y sostenibilidad de la Administración Local.

El titular de Administraciones Públicas entre otras cuestiones también ha resaltado que se limitará el número de concejales con dedicación exclusiva. De los 68.285 existentes en España, tendrán dedicación exclusiva 12.188, lo que significa que "el 82% de los concejales desarrollarán su actividad política sin cobrar".

Los siguientes gráficos describen el proceso que se aplicará:
Se reduce a 6.489 el número total de asesores en España. La limitación de personal eventual, desde la entrada en vigor de la ley, seguirá los siguientes límites y normas:




Los Presupuestos Generales del Estado fijarán anualmente el límite máximo total que pueden percibir los miembros de las Corporaciones Locales por todos los conceptos retributivos, según criterios de población.


Lectura rápida e inmediata del anteproyecto:

A partir de la entrada en vigor de la Ley, se deduce que en las corporaciones locales si determinado grupo político consigue el Gobierno de la ciudad, sus concejales podrán seguir viviendo de las retribuciones económicas asignadas en la Ley. Si para formar Gobierno se necesita alianzas con otros grupos, el número de concejales liberados serán repartidos proporcionalmente hasta el límite establecido.

Los concejales que sean proclamados diputados provinciales tendrán que elegir entre uno de los dos sueldos. Sólo los concejales que no tengan ni dedicación exclusiva ni parcial cobrarán dietas de asistencia a sesiones de órganos colegiados.

Se puede concluir, que si decides trabajar en la actividad pública al servicio de la ciudadanía deberás tener tus necesidades básicas de vida cubiertas, de lo contrario, a partir de la entrada en vigor de la Ley, no hay garantías de que puedas dedicarte a la política sólo y exclusivamente.
Otra consecuencia inmediata será la disputa en el seno de los partidos, cuya salvedad obligara a tener mayor democracia interna y a la elección de representantes en listas abiertas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No pasa na, quien quiera hacer política que lo haga cediendo generosamente su tiempo en beneficio de la comunidad.
Si dejan de existir ls políticos "profesionales" dudo que nos vaya peor que como nos ha ido hasta ahora, es más, creo que notáremos para bien su descenso.
Se necesita una nueva revolución francesa, que potencie al individuo, sobre todo en su esfera personal a costa de los colectivos, entonces los gremios. Un saludo