viernes, 14 de diciembre de 2012

Un año horrible y penoso

Este fin de semana comienza los tradicionales encuentros de convivencia que acompañan a estas fiestas. El hecho de la reunión festiva no puede impedir el análisis de la situación social que hemos alcanzado este año que termina, 2012.

En líneas generales, ha sido el año donde el Gobierno del Partido Popular ha sentado las bases para impulsar un cambio radical del modelo social desmontando el Estado de Bienestar que habíamos logrado con el trabajo durante más de treinta años.
Apoyándose en la consabida crisis y allí en las comunidades autónomas donde gobierna ha ido aplicando severos recortes en los servicios públicos esenciales que son el equilibrio de la convivencia social.

Así, se reduce las plantillas de profesionales de la Enseñanza, se recorta el presupuesto universitario, con las graves consecuencias que ello tiene para los departamentos de investigación. En Sanidad planifica un trasvase de la atención de pacientes desde los hospitales públicos a los privados, e introduce el concepto de rentabilidad económica olvidándose del significado “rentabilidad social”. El presupuesto destinado a la Dependencia se mutila de tal manera, que se paraliza el proceso de valoración y atención a los dependientes.

Estas fueron las primeras medidas que luego vinieron acompañadas de la subida del IVA, y del aumento del aporte económico que hacemos a los medicamentos comprados con receta médica.

En un Estado de Derecho la función que se le asigna a la Justicia hace que todos seamos iguales ante la Ley y por ello, se implanta un modelo el cual, permitía que así fuese. La nueva Ley que aprueba el Gobierno de Mariano Rajoy, convierte a la Justicia en “prohibitiva y elitista”. Es decir, las tasas que contienen los recursos hacen que los menos pudientes desistan de pedir auxilio en los tribunales. Siendo la élite social quienes pueden permitirse el favor del recurso.

El Pacto de Toledo, Ley donde se sustenta el futuro de las pensiones garantizaba la revalorización con la subida del IPC. El Partido Popular con su mayoría parlamentaria aplica otro modelo de subida que supone una importante reducción del poder adquisitivo de los pensionistas. Y, por si todo lo descrito fuera poco, ahora estudia aplicar la tarifa de copago por el transporte no urgente de pacientes crónicos según su renta. Mínimo cinco euros por cada viaje.

Mientras, las medidas económicas que aplican las entidades financieras, hace que después de recibir importantísimas cantidades de dinero se despide a los trabajadores para engrosar los seis millones de parados.

Como en estos días al calor del encuentro siempre nos deseamos lo mejor para todos, yo lo que deseo para 2013, “es que nos devuelva todo lo que hemos perdido”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

LA POBREZA Y EL DINERO
(Basada en la letrilla de Quevedo)

*
Como somos gilipollas
el dinero que es de todos
a los bancos de los godos
para no hundir su olla.
Nos está creando ampollas
permitiendo esta dureza.
LA POBREZA

Ni contigo ni sin ti
mis males tienen remedio
porque es el único asedio
que provoca frenesí.
¿Qué hace el maravedí
disfrazado de usurero?
EL DINERO

El delirio prometido
nos predijo este gobierno,
en un año en el averno
por haberle elegido.
Con su mayoría engreído
nos endosa esta grandeza…
LA POBREZA

Si la conciencia se pierde
y el honor se difumina
la sociedad contamina
y el respeto se remuerde.
¿Quién envenena al que duerme
en este coño avispero?.
EL DINERO
*
Mientras España endereza
Sigue creciendo en flaqueza
Por no tener la entereza
De acabar con la nobleza
Privilegios y riqueza
Desterrando A LA POBREZA.
*
EL PONTON DE LA OLIVA


María Mayayo Vives dijo...

Suscribo tu deseo y ojalá "blog mediante" seamos muchos más los que intentemos que la cosa no siga por el camino del conformismo.

http://maria-may.blogspot.com