viernes, 28 de diciembre de 2012

Ayer fue un día siniestro en la CAM

La mayoría absoluta de que disfruta el Partido Popular en la Asamblea de Madrid, le permite aprobar leyes que tienen en contra a todos los partidos de la oposición parlamentaria.

El fatal desenlace de ayer pasará a la historia de la Comunidad de Madrid, debido a la serie de medidas que contienen las leyes aprobadas.
La más llamativa debido a la lucha que mantienen los profesionales sanitarios es la privatización de la gestión de parte de hospitales públicos y centros de salud de atención primaria.

Hoy, en la Cadena Ser, Salvador Victoria, Consejero de Presidencia, Justicia y Portavoz del Gobierno que preside Ignacio González (PP), ha faltado a la verdad cuando para defender la privatización de la gestión sanitaria en la Comunidad de Madrid, afirma que la Junta de Andalucía también tiene hospitales públicos con el mismo sistema de gestión. Y eso no es verdad. Lo que mantiene la Consejería de Salud, son conciertos con hospitales privados para que los pacientes puedan ser atendidos y utilizar sus servicios sanitarios.

De toda la relación adjunta de Hospitales públicos y privados de Andalucía, sólo 47, son hospitales públicos puros. Pues bien, en esos 47, la gestión sanitaria es pública sin matices.
Ahora bien, se puede valorar que el hecho de tener una red asistencial tan amplia, se debe a una demanda de población que debidamente concertada puede ser atendida en los hospitales privados. Siempre buscando ofrecer una asistencia de calidad, universal y gratuita.

Ayer, además, la seguridad que le proporciona la mayoría absoluta al Partido Popular en la Asamblea, induce que sus representantes conocido de antemano el resultado de la votación, les haga pasar su tiempo debidamente retribuido con nuestros impuestos, en distraerse con diversos juegos electrónicos en sus respectivos escaños.
Llegado a este punto, no voy a extenderme más mostrando el criterio propio; te recomiendo que leas, analices y valores lo se publica al respecto en el Huffington Post.

Lo dicho, ayer fue un día desdichado para la ciudadanía de la Comunidad de Madrid.

No hay comentarios: