lunes, 22 de octubre de 2012

Con menos votos más diputados

El pueblo gallego y vasco expresó sus preferencias políticas para los próximos cuatro años. La singularidad social de ambas comunidades hace que el resultado no sea paralelo. En Galicia gana el Partido Popular y en el País Vasco se consolida los nacionalismos.

El Partido Socialista Obrero Español en sus respectivas federaciones sufre un importante retroceso. La dirección federal considera empate técnico desde que dirige el PSOE, es decir, el partido gobierna en Andalucía y Asturias. Pierde en Galicia y Euskadi.
Esto, no deja ser una lectura rápida de lo sucedido. Luego los detalles nos dicen que se necesita del apoyo de otras opciones políticas para formar Gobierno.  
El PSOE, hoy, no consigue el apoyo necesario que le permita formar Gobierno en solitario. Es más, no consigue transmitir el entusiasmo motivador a una sociedad de progreso que decide no participar en el proceso electoral.

Esa actitud, y la ley electoral que nos hemos dado hasta el día de hoy, hacen que el PP de Galicia con menos votos obtiene más diputados. Desde la izquierda progresista se tiene que reflexionar profundamente sobre este dato. Es necesaria una reforma electoral.

Ahora bien, lo desconcertante es que el PP, referido al resultado en Galicia, no sufre el desgaste de las medidas económicas implantadas desde el Gobierno de Mariano Rajoy. Unos profundos recortes en dependencia, sanidad, educación, congelación de salarios de los trabajadores públicos y el desconocido tratamiento de las pensiones, no hacen que la sociedad diga ¡BASTA!

Por ello, desde lo local y más cercano a la ciudadanía, allí donde el PSOE es oposición se debe observar de manera no endogámica cual es el verdadero descontento social para convertirse en la voz que pida explicaciones en nombre la ciudadanía. Las propuestas consensuadas con la sociedad deben marcar la hoja de ruta que facilite transmitir confianza en la opción política que representa el Partido Socialista. Se tiene que trabajar con los ciudadanos y para los ciudadanos.

El trabajo a realizar es duro. La realidad interna del PSOE desde el Congreso de Sevilla con todo el proceso que allí se trabó con votación final, no puede dejar satisfechos a los muñidores que trabajaron el resultado.

8 comentarios:

el moli de getafe dijo...

"Chachán, chachán, ...".

Antonio Pulido Ruiz dijo...

Algunos parecen que están de fiesta.

Anónimo dijo...

"La ley electoral que nos hemos dado hasta el día de hoy, hacen que el PP de Galicia con menos votos obtiene más diputados", que yo sepa el PP ha sido la primera fuerza política, si partidos "progresistas" sumados en total sus votos sacan más votos no me sirve, pues si tan de acuerdo están que vayan en coalición ¿Frente Popular? No creo que haya muchos puntos de acuerdo, por ejemplo, entre Xose Manuel Beiras y sus antiguos "socios" del BNG.
¿Cambiar la Ley Electoral? ¿te vale por comarcas? Creo que gana el PP en el 99% de ellas, así que ajo y agua.

Anónimo dijo...

El sistema electoral español beneficia a los partidos mayoritarios. Si se fuera a un sistema representativo proporcional se hubiera notado más la caída del PSOE, date cuenta que ha perdido más del 40% de votos y sólo 7 de los 25 diputados. Pero vamos, las normas las que quieras, pero siempre, no cambiarlas a mitad del partido.

Anónimo dijo...

A los de Age de Beiras, los saca sólo 90000 votos y, sin embargo, le dobla en número de diputados, 18 por 9. Acaso es eso justo?.
Se trata de elegir un sistema, se quiere muchos partidos o pocos para favorecer la gobernabilidad de las instituciones?. Esa es la cuestión. Y otra, las listas abiertas, para limitar la dictadura de los partidos, donde siempre terminan triunfando los más torpes.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, si tienes un Reglamento éste no se puede cambiar a mitad de temporada, o después de la ida de una eliminatoria. Por mi formación he estudiado todos los sistemas electorales posibles del mundo, ninguno es perfecto, todos tienen sus pros y sus contras. Particularmente yo estoy por el sistema mayoritario a dos vueltas en circunscripciones pequeñas que podrían ser las comarcas o algo parecido, pero la experiencia me demuestra que aquí seríamos capaces de darle la vuelta y sacarle lo malo, como se demostró en tiempos de la II República pues se fomentaba el fenómeno español del "caciquismo".

Antonio Pulido Ruiz dijo...

Agradezco las aportaciones reflexivas que se hacen sobre la posible reforma de la ley electoral. Sobre todo cuando se aportan datos y se valora los resultados que ello produciría.
Estoy de acuerdo que toma reforma debe hacerse en tiempo y forma. Pero pienso que la actual situación que vivimos necesita de algo más que el modelo que tenemos.

Luego están los comentarios del "ajo y agua" poco aportan al debate.

Jose Luis dijo...

Antonio, seamos claros, el debate no debe de ser con menos votos más diputados ni considerar la situación como empate técnico. Creo que el debate debe de ser (con tu permiso)qué es lo que hay que hacer en el Psoe. ¿congreso y renovación total?.
No hace mucho comenté que si el Psoe no se toma en serio la "renovación total" irá a la oposición para 20 años. Ahora me atrevo a augurar ,con dolor de mi corazón" que tras el nuevo batacazo que se avecina en las próximas elecciones catalanas si el partido no deja de lado las luchas intestinas en las que esta inmerso,es posible que comencemos a ver incluso la desaparición del partido.
Un saludo