jueves, 6 de septiembre de 2012

No puedo dar crédito a lo sucedido

Desde hace muchos años en la ciudad de Getafe, cada 15 días los periódicos locales en su edición de papel se vienen entregando gratuitamente a todos los vecinos. Eran repartidos y en determinados puntos de la ciudad siempre se podía recoger el ejemplar publicado.

Uno de los puntos habituales de referencia era el Ayuntamiento, y edificios públicos municipales. Así ha sido durante mucho tiempo, sin obviar que a veces determinada información que se pudiera publicar no siempre era del gusto del Gobierno municipal. La libertad de información tiene que ser así, y no admite otra componenda que no sea contar la verdad de lo que sucede.

Uno de los medios precursores en la ciudad es “Getafe Capital”. Este medio últimamente mantiene un conflicto soterrado con el Gobierno popular que preside Juan Soler, todo parece indicar que la línea editorial del periódico no es del gusto del Partido Popular y deciden no hablar para el informativo y por supuesto, nada de insertar publicidad relacionada con la Corporación.
Esta decisión del Gobierno es a todas luces torpe, pretender eliminar a un periódico básico en la ciudad de Getafe, es un error garrafal que dice muy poco a favor del Gobierno de Juan Soler. Pero lo acontecido con la publicación del último número es producto de la obcecación. La información que se publica se ajusta en su total literalidad a lo que sucede en España en general y en Getafe en particular. 

Por tanto, pretender que la ciudadanía del municipio ignore lo que estamos viviendo diariamente pertenece más a otros tiempos felizmente superados. La democracia, la libertad de expresión e información, son las bases de una sociedad de progreso, la censura pertenece a otro modelo de Gobierno que no queremos para Getafe.

Por ello, nadie en su sano juicio puede entender que el Gobierno del Partido Popular dicte la orden de retirar todos lo ejemplares depositados en el Ayuntamiento y edificios públicos visitados por vecinos de Getafe. Cosa que ha sido ejecutada por el personal municipal.

No obstante, la gran ventaja que tiene la red de redes es la imposibilidad de poner puertas al campo. Y, como no puede ser de otra manera “Getafe Capital”, también pone a disposición de todos los internautas la información que plasma en la edición de papel. Así, bajo el título: Soler trabaja en agosto…mientras los ciudadanos se ahogan. Podemos analizar su contenido ¡NUNCA MÁS DESTUIR INFORMACIÓN DE GETAFE!

4 comentarios:

el moli de getafe dijo...

Seguimos sin asumir que ya no son los de antes y los de siempre ( por no decir : los nuestros ) los que mangonean en nuestro pueblo.

Sí, durante treinta años aquí hubo unos periódicos y periodistas oficiosos y oficiales, pero ahora lo normal es que por un tiempo al menos sean otros los que se tomen los canapeses con nuestros concejales.

Y así, en buena lógica, deberán aparecer por aquí más gentes como "Russian Red", "Nena Daconte" o "The Killers", y menos como Victor Manuel, Ana Belén o el resto de su cuadrilla.

ANTONIO LOPEZ MEGIA dijo...

El primer deber del que accede al poder es conservarlo contra viento y marea. Para ello es preciso controlar los medios de comunicación de masas,sofocando aquellos que son incomodos y molestos y hacen daño a "mi política" y potenciando los que me favorecen y ensalzan la gestión como buena, aunque sea deplorable para el pueblo. Todo ello dentro de los cánones del sistema democrático !Faltaría más!.La derecha lo borda, vease RTVE y otros. La izquierda aún tiene que aprender de esta asignatura para no ir de pureta por la vida.

el moli de getafe dijo...

¿ Cualo ?

Anónimo dijo...

Si la medida de retirar los periódicos de ñas oficinas públicas sólo afecta a éste periódico me parecería una cacicada, pero si se ha decidido que el Ayuntamiento y otras dependencias municipales dejen de ser depósitos de todos los periódicos locales, entonces me parece estupendo y para nada coarta la libertad de prensa y opinión de nadie, que como bien dices, estamos en la era de internet.
Estoy con Moli en lo que dice de que algunos no admiten que manden otros y para nada con ese señor que dice que la izquierda es muy puerta. Eso no se lo cree ni él.