martes, 11 de septiembre de 2012

Mariano, sin pena ni gloria

Tanto si has votado al PP como a otras opciones políticas, convendrás conmigo que la presencia del presidente Mariano Rajoy, en la TVE de todos los españoles, no causó impacto novedoso que nos ilusionara de cara al futuro.

El hecho de estar presentes en el plató seis profesionales de la información, no fue suficiente para conseguir que el Presidente dijera algo distinto a que: “no se puede gastar más de lo que se ingresa”.
Partiendo de ese axioma, todas las repuestas giraban sobre el mantra de la “reducción del déficit público que justifica la política económica aplicada totalmente contraria a lo comprometido con los españoles en su programa electoral”.
Eso, quedo meridianamente claro para los presentes y para los televidentes. Y, no será que su presencia no convocara expectación, un 20% de audiencia demuestra el interés social por escuchar lo que piensa de la actual situación económica y las posibles soluciones el presidente del Gobierno y del Partido Popular.

Pues, nuestro gozo en un pozo. Sí quedamos enterados que los recortes, ajustes, subida del IVA y cuantas medidas restrictivas aplicadas servían para conseguir “reducir el déficit público”. Es evidente, y de ahí la decepción general que nos hubiese gustado escuchar que además se implantaban una serie de medidas recaudatorias complementarias que hicieran crecer los ingresos. Pero eso, parece que no existe en la hoja de ruta de los populares.

Que gran noticia, ahora que la presidenta Cospedal, piensa imponer que los diputados en Castilla-La Mancha sean menos y además sin sueldo mensual, que el presidente Rajoy, hubiera explicado si es cierto, que él tiene varios sueldos procedentes de los cargos orgánicos e institucionales y sí, en la austeridad impuesta a los españoles, él también se aplicaba la máxima de “un político un sueldo”. Eso nos hubiera demostrado que el mantra de la reducción del gasto se aplicaba en todos los estamentos y organizaciones políticas que reciben fondos públicos del Estado.

Sr. Rajoy, sin ser experto en economía global, sí en la domestica, le puedo asegurar que la ciudadanía estamos esperando una demostración de austeridad económica de todos nuestros representantes que avale con su ejemplo que la reducción del gasto es efectiva y que todos remamos en la misma dirección.
Para contarnos lo de ayer… podemos esperar otros nueve meses.

1 comentario:

el moli de getafe dijo...

De acuerdo en que Don Mariano es aún más soso que Aznar ( que Dios le tenga algún día en los altares ).

¿ Pero está usted también ahora por la austeridad ?

¿ Le voy apuntando al "Tea Party" ?