sábado, 18 de agosto de 2012

Una medida incompleta

El barullo formado en las farmacias a consecuencia de la implantación del repago farmacéutico establecido en el Real Decreto Ley 16/2012 20 de abril, donde todos los pensionistas tiene que abonar una cantidad determinada relacionada con los medicamentos prescritos, ha provocado que las Comunidades autónomas encargadas de facturar los importes, busquen formulas diversas en su aplicación.

Tenemos que recordar las cantidades: un máximo de ocho euros mensuales para pensionistas con ingresos anuales inferiores a 18.000 euros y un máximo de 18 euros para aquellos que tengan una pensión superior a los 18.000. Los pensionistas con rentas iguales o superiores a los 100.000 euros, aportarán un límite máximos de 60 euros al mes.

El hecho de aprobar el Decreto y no establecer mecanismos de topes, genera que tienes que pagar cada vez que retiras las medicinas y luego, lo pagado en exceso se recupera pasados los seis meses. Nada fácil.


En la Comunidad de Madrid, el consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, ha presentado el documento que, a partir del uno de septiembre, evitará a los pensionistas tener que pagar por encima del tope establecido por la ley.
Documento arcaico para la era digital del siglo XXI, veamos el proceso a seguir:
Los pacientes podrán obtener el documento de dispensación en el Centro de Salud. En el momento de la entrega, el profesional del Centro de Salud cumplimentará el documento incluyendo los datos del paciente, el código de aportación y el mes de validez. Esta tarjeta es intransferible y propiedad del paciente.
En la farmacia, el farmacéutico irá rellenando los campos cada vez que el paciente retire su medicación con el precio de tratamiento y la aportación del pensionista hasta que llegue a su tope máximo (ocho, 18 ó 60 euros según sus ingresos) y a partir de ahí, el resto del mes, el tratamiento se le facilitará sin coste alguno.

El Sr. Fernández Lasquetty, informa que en meses venideros este formato se cambiará por otro informatizado. 

Dudas y sugerencias

Se deduce que el documento analógico tendrá que ser renovado mensualmente. Además, nos vamos a encontrar que habrá pensionistas que retiren su documento y otros, debido a su situación de dependencia personal no puedan utilizar el procedimiento establecido. Es conveniente retener que esta tarjeta es intransferible y propiedad del paciente.
Por tanto, todos los pensionistas de la Comunidad de Madrid, inicialmente deberían recibir el documento establecido en su domicilio particular y cumplimentarlo en el Centro de Salud.

No hay comentarios: