miércoles, 5 de octubre de 2011

Una infraestructura excelente

Cuando tanto se cuestiona el trabajo realizado por el Gobierno socialista que preside José Luis Rodríguez Zapatero, quiero poner en la balanza de la gestión el paso realizado a la entrada y salida de la puerta de Andalucía. Despeñaperros.


Somos millones los conductores que usamos la A-4 dirección Andalucía. Por tanto, conocedores de lo que supone el paso de Despeñaperrros. Igual sucede cuando regresamos de la Comunidad andaluza.


Han sido varios años de obras y ello a veces, complicaba todavía más el trayecto a recorrer. Desde el día 26 de septiembre, lo antes descrito ha dejado de ser una preocupación manifiesta. Es cierto que al día de hoy, el beneficio de la obra realizada sólo se obtiene de regreso de Andalucía. Ahora falta la puesta en funcionamiento del túnel que facilita la ida.

Pero, a la acción del Gobierno y la decidida apuesta por la modernización de las infraestructuras viales debemos hacerle justicia: “a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”.

Pues bien, cuando se termina esta legislatura azotada por la crisis económica mundial, es de agradecer que obras como la expuesta estén en el haber del Gobierno. Pero no sólo ha sido esto, debemos recordar que importantes leyes sociales como la Ley de Dependencia han supuesto otro pilar básico del Estado de Bienestar.

Es decir, la política progresista ha dejado su marcado trazo y los beneficios estaban perfectamente planificados. Y, digo estaban, porque es justo reconocer que la crisis se lleva parte de lo que debía haber supuesto una medida social generadora de empleo y enorme beneficio social.

También, ha quedado al descubierto un vacío legal acerca de la gestión descentralizada de la Ley: 17 modelos de gestión.

Ello, me condiciona a pensar y comparar la infraestructura realizada por el Gobierno central, con el desarrollo de la Ley de Dependencia compartido con los Gobiernos de las Comunidades autónomas. Aunque la comparación sea odiosa, gana la infraestructura vial.

Ante este panorama, pienso que debemos tener en especial consideración el voto que depositamos el 20-N. A pesar de los errores cometidos hay resultados de gestión positivos. Lo que vamos a decidir los electores es seguir con esta política con el firme propósito de crear empleo, o elegir otro modelo conservador que genera mucha incertidumbre allí donde gobierna. A las pruebas me remito.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

COMO PODEIS HABLAR DE EMPLEO con 3000000 millones de puestos destruidos, con unas políticas de despilfarro...responsables a la carcel yaaaaaaaa

el moli de getafe dijo...

Perdón, no te he entendido:

¿Cuantos pantanos dices que han sido?.

Rosario dijo...

Despeñaperros es un avance de infraestructuras en las carreteras o sea GRANDIOSO. Y ha sido del Gobierno de ZP aunque a algunos le moleste (cosa que no entiendo) porque los trabajos bien hechos, NOS BENEFICIAN A TODOS.

Antonio Pulido Ruiz dijo...

Dice el refrán popular: "no hay más ciego que aquél que no quiere ver".

Jose Luis dijo...

No suelo entrar a polemizar en temas absurdos, pero he de decir al famoso Moli que cuando un "tonto" (no de los cojones) coge una senda... .

Saludos