lunes, 12 de septiembre de 2011

No son unas elecciones más

Los acontecimientos que vemos y vivimos últimamente, hace pensar que las elecciones del 20 de noviembre van a tener amplio calado social. Aunque parece que todo lo condiciona “los mercados” no será así. La estabilidad económica se puede alcanzar de varias formas y maneras.

La inquietante situación que estamos apreciando en los profesionales de la Enseñanza, nos debe hacer reflexionar sobre las consecuencias que se pueden extraer del resultado electoral.

Al día de hoy, los recortes en la Escuela pública se están haciendo en las Comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular. Sin embargo, esos mismos Gobiernos, no tocan a la Escuela privada concertada. Y, así debería ser para ambos sistemas, público y privado.

De no corregir este atropello, estaremos poniendo en peligro la convivencia social de un futuro cercano. Es sabido que la Escuela pública recoge a todos los alumnos sin mirar su procedencia ni poder adquisitivo de las familias. Ese crisol cultural y social tiene que contar con la aportación económica necesaria y los profesores adecuados para lograr que los jóvenes se formen en valores y principios. Además de adquirir los conocimientos académicos que les abra el camino al mercado laboral.

La última obra de Tony Judt, ALGO VA MAL; analiza los distintos sistemas económicos y nos demuestra que sin pagar impuestos los Estados no pueden hacer frente a las políticas sociales. Igualmente hace un llamamiento a la eficaz gestión de los recursos. El libro es digno de consulta de cabecera.

Cuando habla de sistemas económicos y se refiere al capitalismo lo define así: “El capitalismo no es un sistema político; es una forma de vida económica, compatible en la práctica con dictaduras de derechas e izquierdas; con democracias republicanas y monarquías”.

Es obvio que vivimos en ese modelo económico. Por tanto, cualquier Partido político, tiene que gestionar en base al sistema imperante. Ahora bien, lo que diferencia a las políticas es una simple ecuación: el PP, dice que cuanto menos impuestos mejor, el dinero donde mejor está es en el bolsillo de cada uno. El PSOE, plantea que la contribución al Estado, sirve para mantener los cuatro pilares del Estado del bienestar: Educación, Sanidad, Pensiones y Dependencia.

Algo tan elemental como esto, es lo que vamos a votar el 20-N. Experiencia contrastada ya tenemos con la Educación pública española.

1 comentario:

Nicolás dijo...

Sería interesante analizar quien le ha puesto en bandeja al PP la posibilidad de poder hacer lo que acertadamente narras en tu post. Esa es la clave.