domingo, 4 de septiembre de 2011

Comienza la cuenta atrás

Desde mañana y hasta el 20-N, tendremos la oportunidad de valorar los planteamientos políticos que las distintas organizaciones presentan a la sociedad. El encuentro que han tenido los socialistas madrileños PSM es una muestra del ideario de valores y principios que debemos mantener en estos tiempos convulsos.

Así, acuerdan aportar a la Conferencia Política del PSOE (octubre) una clara defensa del estado del bienestar: la educación y la sanidad de calidad, las pensiones dignas y la ley de Dependencia, son esenciales para un partido compuesto por personas de izquierdas.

Obviamente, no es tarea fácil con la situación económica que vivimos. De ahí, la importancia que tiene escuchar los procedimientos que se pretenden implantar para comenzar el camino que nos lleve a proteger lo que tenemos y a conseguir que estos principios de bienestar social no sufran retroceso en lo ya alcanzado.

Ejemplos tenemos muy preocupantes. En la actualidad vemos que representantes del profesorado madrileño se tienen que encerrar en la Dirección del Área Territorial de Madrid, para protestar contra el aumento de la jornada lectiva de los profesores, consecuencia del recorte de más de 3.500 docentes en este curso. Unas 200 personas apoyan a los profesores encerrados.

Estamos de acuerdo en la necesidad de ajustar el gasto público, pero ello, no debe hacerse sobre los cuatro pilares que nos hacen más iguales a todos los españoles. Este debe ser el gran debate político de cara al futuro.

Es urgente actuar para ser eficaces en la gestión del presupuesto, pero debemos ser muy cautos y valorar con mucho detenimiento dónde los gobiernos de distinto color político aplican los recortes.

Sirva la pincelada de la educación del Gobierno de la Comunidad de Madrid y observemos la forma que la presidenta de Castilla-La Mancha, utiliza para reducir el déficit, ambos gobiernos presididos por el Partido Popular.

Mariano Rajoy, comparte la hoja de ruta marcada por sus compañeras. Ello, nos debe alertar de lo acertado o erróneo de la elección que tenemos que realizar el 20 de noviembre.

Soy consciente del desencanto que en la actualidad tenemos los votantes del Partido Socialista, pero eso, no puede conducirnos a la dejadez para que otros hagan aquello que tanto nos angustia.

Importante que empezara resaltando el mensaje de los socialistas madrileños. Estamos obligados a reconducir los errores, explicando lo que no se debía haber hecho, presentando lo que se pretende hacer y cómo se puede conseguir. Todavía estamos a tiempo.

No hay comentarios: