sábado, 8 de enero de 2011

Un proyecto de economía sostenible

Con menor número de páginas pero con una exquisita selección de su contenido, puntualmente como cada año he recibido la revista ALDABA. La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Martos, edita el número 29 de esta magnífica revista.

Mi agradecimiento a la Casa de Cultura Francisco Delicado. La nueva sede que ocupa esta Casa, se trata de un singular edificio de arquitectura Regionalista Andaluz. Su interior contiene: Biblioteca Pública. Archivo Histórico. Salón de Actos. Sala de Exposiciones. Información turística.
Además, permite a todos los marteños y marteñas solicitar el uso de la dependencia del Área de cultura.


Martos una próspera economía sostenible.
Decía que en este número la información era muy seleccionada y así, nos presentan “El Polígono Olivarero de Martos”. El autor José Cámara, nos describe con todo tipo de detalles el esbozo del proyecto que lo sustenta en los siguientes datos:

En la comarca de Martos, el cultivo del olivar ha sido y es la fuente principal de riqueza de la ciudad, puesto que existen más 1.550.000 olivos de gran porte y grandísima calidad que se desarrollan en suelo idóneo para este cultivo. Estos olivos producen un media de 80.000.000 millones de kilos de aceituna, de los que resultan unos 20.000.000 de kilos de aceite de gran calidad.
Planeamiento urbanístico

Este espacio daría cabida para: Almazaras, refinadoras, embotelladoras, fábricas de envases, fábricas de jabón, fábricas de pavimentos y muebles, fábricas de margarina, fábricas de transformación de combustible, y así con todo tipo de derivados de estas actividades.

También la zona terciaria llevaría: Comercios, gestorías, oficinas bancarias, cafeterías, restaurantes, oficinas de cata de aceite, hotel, y área de servicios.

Por último, la Plaza Mayor está rematada con equipamiento de titularidad municipal que será destinado al uso del Palacio de Exposiciones y Congresos; habrá un espacio abierto para ferias monográficas y exposiciones al aire libre. Dentro del edificio se situará un gran Auditorio para convenciones y conferencias, aulas de formación para el agricultor y nuevos empresarios de industrias del aceite y sus derivados; poniendo estas aulas a disposición de la Universidad de Jaén para la Facultad de Olivicultura.
Es decir, un ambicioso y moderno Polígono Olivarero.

Los beneficios que generan la cultura y el empleo hacen a una ciudad solidaria y próspera. Estos objetivos los puede conseguir la ciudad de Martos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ahora resulta que el monocultivo es la economia sostenible. Sin palabras.