miércoles, 9 de abril de 2008

Seguro y convincente

A pesar de no haber sido elegido en primera vuelta presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha convencido al hemiciclo. Dicen voces experimentadas, que ha sido el mejor discurso de investidura de la etapa contemporánea en las Cortes Generales.

Quiero expresar públicamente que el talante y el empaque del portavoz del grupo socialista, José Antonio Alonso, me ha gustado mucho.
Tanto la seguridad del candidato Zapatero, como la del portavoz, nos promete una legislatura diferente a la de 2004-2008.

A Zapatero, se le ve más seguro debido al respaldo recibido por los electores españoles. Además se deduce de su intervención un claro interés en corregir lo errores cometidos en el pasado.
En este terreno, la invitación que hace a todos los grupos políticos del Congreso y en especial al grupo popular, para solucionar conjuntamente los grandes asuntos de Estado, hace pensar en un modelo de práctica política diferente. Tan es así, que con los 169 diputados socialistas, consciente de no poder salir elegido en la primera votación, lo prefiere, y no acepta pacto alguno que hipoteque el cumplir su programa electoral.
Amplia información EnClave Socialista y detalle de los compromisos en Palabra de Presidente, páginas 6 y 7.

Independientemente, de las interpretaciones que se quieran hacer, ésta, es la acreditada realidad.

La otra parte

Se esperaba con expectación el discurso de la réplica del líder de la oposición Mariano Rajoy. La tensión del que se siente vigilado y auscultado por el resto de sus compañeros se puso de manifiesto. Y a pesar de ser un diputado experimentado, se tiene que obligar al recurso intermitente del pasado y alguna concesión condicionada a los envites del candidato socialista. No puede ser de otra manera y la pura lógica nos dice, que hasta que las partes no se sientan a dialogar, no se puede averiguar sus verdaderas intenciones.

Ahora bien. Mientras a Zapatero, se le apreciaba seguro en sus argumentaciones, a Rajoy, la preocupación de sentirse directamente observado, le hacía ser cauto y precavido. No es casualidad, que ante el anunciado congreso de junio, no conociéndose todavía si va a tener competencia democrática para presidir el PP, y ante los reiterados anuncios de importantes personalidades políticas de su partido de proclamarse a candidatos de las elecciones 2012, hoy, Mariano Rajoy, está en cuarentena. Si alguien lo duda consultar con estas iniciativas.

El viernes tenemos presidente del Gobierno.

No hay comentarios: