jueves, 27 de septiembre de 2007

Erre que erre

En la presentación parlamentaria del Presupuesto General del Estado para 2008, queda demostrado que el reparto territorial no es homogéneo en todas las partidas, pero sin embargo busca el equilibrio en los servicios esenciales para todos los españoles.

Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha cogido un estribillo musical que dice y repite siempre que la oportunidad se lo permite. En su opinión el gasto estatal en Madrid "con cero euros de inversión en obra nueva" es, por cuarta vez consecutiva, "la prueba del desprecio de Zapatero" a la región.

A lo que obligatoriamente, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha tenido que demostrar con datos que el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero ha invertido, en términos de media anual, "123 millones de €uros más al año que los anteriores Gobiernos del Partido Popular", lo que hace un total de un "9 por ciento más como media anual respecto a la anterior Legislatura".

Abierto el debate interesado de la Sr. Aguirre, conviene analizar si toda su queja tiene sentido o son estrategias electorales. Esto, me lleva a escudriñar en todas las publicaciones que me puedan dar luz. El recién aparecido diario escrito y digital, Público, le deseo mucho éxito y larga vida, me aclara los conceptos: Es Andalucía la que más inversión ha recibido desde el año 2000, seguidos de madrileños y catalanes, que van después.
Pero además, cuando se revisa la distribución de 2008, resulta que la partida en infraestructuras en Madrid, está por debajo de las mencionadas Andalucía y Cataluña, sin embargo en el reparto del resto de ministerios, figura la primera Comunidad, a gran distancia, con 1.189,81 millones de €uros en inversión.

Conclusión

Tiene razón el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, cuando dice que los proyectos de infraestructuras, que son el grueso de las inversiones, suelen tener carácter plurianual, por lo que es necesario ampliar el radio temporal para extraer conclusiones más sólidas.

He querido presentar estos datos, ya que, durante este tiempo preelectoral, tendremos que seguir escuchando la distorsionada música de Esperanza.
¡Soy ciudadano madrileño y no me siento discriminado!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo Extremeño y nos han robado hasta los calzoncillos.
Pero el Presi Vara traga que te traga, ¡¡Viva Cataluña!!

Antonio Pulido dijo...

No comparto el sentimiento anticatalan que tenéis en Extremadura. Cada Comunidad tiene sus necesidades y en cada una, son diferentes. Lo importante es encontrar las formulas que haga avanzar a todas y conseguir el equilibrio territorial. El presidente, Fernández Vara, tiene muy claro lo que necesita Extremadura y así lo está defendiendo en todos los foros.