martes, 25 de septiembre de 2007

En la recta final

La decisión política tomada para construir 12.300 viviendas en Getafe, entra definitivamente en su recta final. El Consorcio Urbanístico formado por Comunidad (60%) y Ayuntamiento (40%), después de resolver el problema de la ocupación de terrenos por la gestora PSG, impulsa la urbanización.

Dejando de lado la fuente origen del conflicto, donde se conocía desde el año 2002, que la promoción de estas viviendas iba a ser por el procedimiento de expropiación de los terrenos, el caso es, que después de todo el proceso, las dos parcelas concedidas a las cooperativas gestionadas por la PSG, han revertido de nuevo al Consorcio. Y esto ha sido así, por impago en tiempo y forma de su correspondiente importe.
Ahora, estos espacios serán adjudicados a dos nuevas cooperativas que opten a ello.

Aclarado todo el proceder en rueda de prensa para conocimiento de la opinión pública. Y dando respuesta a preguntas de los periodistas, se informa que para satisfacer la inquietud de los afectados cooperativistas asociados a la gestora, se habilita un punto de información especial en la planta baja del Ayuntamiento.
Allí los interesados son informados de los requisitos que el Consorcio necesita saber:
DNI. de la persona afectada.
Documento de adhesión a la cooperativa.
Certificado acreditativo de las cantidades entregadas
.

Los puntos informativos, son receptores de estos datos que son enviados al consejo de Administración del Consorcio para su estudio. En dicho puesto informativo no responden a otras preguntas.
Ante lo cual, las personas afectadas, una vez llegados a este punto, entiendo deben ser atendidos en la PSG.

El autor de esta página, vecino de Getafe, desea que la racionalidad y el buen saber hacer se imponga, dando salida satisfactoria a todos los demandantes de una vivienda protegida.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

pues otra vez han parado las obras...algo que comentar al respecto????

Antonio Pulido dijo...

Sorprendido estoy, igual que la mayoría de las personas. Esta demostrado que PSG, apuesta por el enfrentamiento.
Llegados a este punto, los tribunales deben actuar rápidamente, no se puede mantener una incertidumbre de esta importancia. Está en juego la credibilidad de las instituciones y esto, es algo que no se puede consentir en un Estado de Derecho.