miércoles, 5 de septiembre de 2007

Demagogia y alteración

Ante el inminente comienzo del curso escolar, es necesario divulgar algunas reflexiones que ayuden a la Comunidad Escolar a protegerse contra la pretendida manipulación que algunos poderes educativos quieren introducir el seno de las familias.

Precisamente por tener un pensamiento como el expresado a continuación -la presidenta del PP en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, acusó a la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía de ser una materia “propia del fascismo” con la que el “Gobierno quiere adoctrinar a los niños en valores socialistas para hacer futuros ciudadanos socialistas”-, hace que las mujeres y hombres castellanos manchegos ejerciendo sus derechos libremente, decidan que esta señora, se quede en la oposición y nunca pueda gobernarles.

También, la patronal de colegios privados Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) ha recomendado a sus centros en una circular que permitan el boicoteo a la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía, una materia obligatoria por ley.

Isabel Bazo, presidenta de la patronal CECE y autora de las recomendaciones enviadas propone que, durante esa hora de clase, los alumnos cuyos padres rechacen esta asignatura sean conducidos a otra aula para realizar tareas "como lectura o trabajos acerca, por ejemplo, de la Constitución o la Declaración de los Derechos Humanos".

El título de la anotación hace mención a la “demagogia” (manipulación deliberada para ganarse a alguien) y es que hay tener muy mala intención y querer provocar altercados de convivencia en la Comunidad enseñante, cuando se rechaza los CONTENIDOS DE LA ASIGNATURA “EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA Y LOS DERECHOS HUMANOS” y la propia entidad que se opone a conocer su contenido recomienda que se practique la “Declaración de los Derechos Humanos".

Llegados a este punto, conviene hacer una parada y analizar los contenidos de las materias que se especifican en la programación de la Ley, y se puede comprobar que ambos conceptos son tan similares y constructivos en valores, que todo el mundo debía tenerlos en mente y práctica constante.

Por ello, todas las familias españolas debemos documentarnos y formarnos nuestro propio criterio y no aceptar falsas argumentaciones y manipulaciones cuyo único objetivo es "agitar por agitar". El contenido de los documentos así lo avala.

Por ello, la Sra. Cospedal y la Sra. Bazo, “faltan a la verdad”.

No hay comentarios: