jueves, 8 de marzo de 2007

Ruido hipócrita

Ante el ruido y la bronca que está generando el PP, reprochando la política que el PSOE, aplica en la lucha contra el terrorismo, la red de redes se agita publicando auténticas obras de arte de la comunicación y la información.

La riqueza de las hemerotecas, es que te permite recuperar la información que antaño se ha publicado sobre asuntos o temas relacionados con las noticias de actualidad que por desgracia vivimos y se repiten hoy.
En el caso que nos ocupa se refiere a la huelga de hambre de la banda terrorista de los GRAPO. Fueron 17 los miembros que utilizaron la huelga de hambre poniendo su vida en peligro de muerte. Incluso uno de ellos, murió.

Son dos los testimonios que el Blog de Felipe, nos ofrece: el posicionamiento del diario El Mundo y un video con el título de “La doble vara de medir de la derecha española”.

En ambas exposiciones, se pone de manifiesto la verdad de la afirmación del Presidente José Luís Rodríguez Zapatero, cuando: “Se muestra "orgulloso" de la sociedad española y de todos los gobiernos en su objetivo de lucha contra terrorismo y en la defensa de los valores democráticos, y reprocha al PP que ahora provoque un debate de esta naturaleza, cuando la postura de la oposición siempre ha sido de "leal colaboración" con el Ejecutivo”.

Lo puedes comprobar enlazando con las direcciones reseñadas. Después, podéis hacer lo comentarios oportunos. Con su divulgación deseo introducir la cordura necesaria que la sociedad española estamos demandando.

Símbolo de todos:

El Partido Popular ha dado un paso más en su estrategia de apropiación de lo que no sólo no les pertenece sino que, por representar a todos, pierde por completo su sentido cuando se liga únicamente a una parte. Esa es su intención final. ¡Los demócratas españoles no lo vamos a consentir!

4 comentarios:

EL PONTON DE LA OLIVA dijo...

A LOS LIGEROS DE CASCOS

No te preocupes Pulido
Que no hay peor sordo
Que aquel que no quiere oír
Ni ciego que no quiere ver

En todo juicio es interesante
Escuchar a las dos partes
Después te creas una opinión
La defiendes con argumentos
Y con mucha más razón

El que no quiere leer no lee
Solo escucha lo que le conviene
Y por más argumentos que dejes
Con el escándalo se mantiene

Mucho ruido y pocas nueces
Es el fondo de este lema
A seguir dando la caña
Y se entere toda España

Que tendrá el poder señores
Que tanto al pepe le ha gustado
Porque siguen abroncando
Desde el Congreso al Senado

Al monte de la esperanza
Los del pepe van rezando
Con el rosario en la mano
Para ver si consiguen el mando

No conforme con todo ello
Al asfalto se han echado
Para que el pueblo se entere
Que con la bronca se saca algo

El pueblo como es adulto
No le gusta que le mientan
Se le convence con propuestas
Y no con mentiras y soberbia

Tratar al pueblo de tontos
Solo lo hacen los necios
Que van de sobraos por el mundo
Creyéndose amos del universo

andrés dijo...

Más de lo mismo, señor Pulido... Me duele España, me duele mucho.
¡No al bipartidismo! En una verdadera democracia, plural, con diversidad de ideas y pluralidad de partidos esto no estaría ocurriendo.
Qué desastre de país...

Anónimo dijo...

Cómo cambian las cosas conforme pasa el tiempo, ahora que el Gobierno amenaza con hablar sobre la política penitenciaria del Gobierno anterior. Hace 17 años, un joven diputado socialista llamado José Luis Rodríguez Zapatero dijo esto en el Congreso:

"El grupo socialista comparte la firme decisión del Gobierno ante un método de ataque al sistema democrático como es la huelga de hambre. Ese intento justifica que en el terreno político la posición del Gobierno sea firme, ante la huelga que llevan acabo varios terroristas del GRAPO".

Antonio Pulido Ruiz dijo...

¡No hay mayor ciego que él que no quiere ver! Es posible que hace 17 años las circunstancias del país fueran diferentes. Tan diferentes que el director del Mundo abogaba por la misericordia para el esquelético terrorista, y hoy critica la misma decisión que se toma para salvarle la vida.
No podemos vivir siempre en esta contradicción. Cada momento tiene sus circunstancias. Y tenemos que aprender a superarlas.