lunes, 12 de febrero de 2007

La sociedad alecciona

En un Estado de Derecho, con una democracia consolidada, la independencia de poderes son pilares básicos que lo sustenta. De ahí la importancia vital que tiene un poder judicial no politizado, ni un poder político judicializador.

Los datos que hoy nos presenta el Pulsómetro de la Cadena SER, nos revelan que los últimos acontecimientos surgidos entre el poder político y el judicial, perjudica por igual al partido gobernante PSOE, y al opositor PP.
Decía recientemente el presidente de Cataluña, José Montilla y a propósito de la recusación del magistrado Pablo Pérez Tremps; que “el Partido Popular quiere ganar en los tribunales, lo que no ha podido conseguir con el apoyo de la sociedad”.
Y es aquí, abierto este debate, cuando la sociedad aprecia la manipulación que se ejerce desde los distintos poderes. Por lo tanto son muchas las voces que nos levantamos afirmando que ha llegado el momento de corregir esta situación que se está prolongando ya en demasía.
Ante todo, no se pude perder la confianza en las instituciones y por ello, se necesita que los poderes antes aludidos, implanten los sistemas adecuados para que los procesos de selección y posterior ejecución de las funciones que tienen asignadas se ajusten a criterios profesionales. La manipulación intencionada, de inmediato nos puede facilitar un resultado satisfactorio, pero a medio y largo plazo genera una bola de nieve que hace que la sociedad aleccione con estos datos:

Pregunta: La mayoría conservadora del Tribunal Constitucional ha apartado al magistrado Pérez Tremps de la decisión sobre el Estatuto de Cataluña. ¿Le ha parecido una decisión puramente juridica o política?

Respuesta: Decisión jurídica 11,5%. Decisión política 55,9%.

Pregunta: ¿Quién cree usted que trata de utilizar más a la justicia para sus intereses políticos: el PP, el PSOE o ambos por igual?

Respuesta: Ambos por igual 61,4%

Intención de voto decidido
El PSOE, obtiene un respaldo del 43,0%.
El PP, consigue el 38,0%


La diferencia de 5 puntos a favor del Partido Socialista, es lo que me ha llevado a reflexionar sobre lo expuesto anteriormente. La política que se practique tiene que provocar mantener o aumentar la tendencia en intención de voto decidido.

¡Sorprendente!

No hay comentarios: